martes, agosto 22, 2017

Get Adobe Flash player

Horarios

Culto día Domingo

Todos los domingos a las 10:00 horas

 
Culto día Sábado

Todos los sábados a las 20:00 horas

 
Escuela Bíblica para Niños

Domingos 10:00 hs.

 
Adolescentes

Recreación: Sábados 18 hs. 

 
Pre-Adolescentes

Recreación: Sábados 18 hs.

 

¿ERES DE LOS DOCE O DE LOS CINCO MIL? - Lc 9:10-20

Autor: Rubén Salcedo
Publicado: 09/mar/2008
Categorias: Oíd Mortales el Grito Sagrado: ¡Libertad!,Series de Estudios

 

INTRODUCCIÓN

 im01.jpgEste es el único milagro de Jesús relatado en los cuatro Evangelios (Mt. 14:13; Mc. 6:30; Jn 6:1) y debe haber sido algo que impactó en la memoria de sus discípulos. Los doce discípulos habían vuelto de su gira...

  El Señor Jesucristo estaba en pleno desarrollo de su ministerio en aquella región. Eran los tiempos previos a la Pascua Judía y la multitud de peregrinos se estaba concentrando alrededor de aquella gran ciudad...

                      En ningún otro momento Jesús necesitó  más estar solo con ellos como en éste, de manera que los llevó a Betsaida, que era una villa al otro lado del río Jordán, en el norte del mar de Galilea. Cuando la gente descubrió que se había ido lo siguieron en hordas... mas Él les dio la bienvenida pues tuvo COMPASIÓN.

im02.jpg            El campo galileo estaba lleno de aldeas, pero Jesús se había retirado con sus seguidores a cierta distancia de las aldeas más cercanas. Aún los pueblos más grandes tendrían menos de 3.000 habitantes y habría sido difícil alimentar a la multitud en aquellas aldeas.

            Fue en estas circunstancias que El Señor Jesús desarrolla este milagro que desafiaría cualquier previsibilidad humana, y que nuevamente Él se manifiesta como Aquel que puede compadecerse de las miserias humanas no tan solamente espirituales, sino también corporales.

A.- CARACTERÍSTICAS DE LOS SEGUIDORES DE JESUCRISTO: Si analizamos el detalle el relato de Lucas y de los otros Evangelios, observaremos que en este milagro aparecen en escena distintos seguidores de Jesús a los que les invito no tan solamente a analizarlos, sino también a determinar con cuál nos sentimos más identificados.

1.- SEGUIDORES QUE IBAN EN BUSCA DE BENEFICIOS:

            Durante el ministerio de Jesús, la gente que le seguía lo hacía por diferentes motivos, algunos para ver en qué momento le podían encontrar haciendo algo malo conforme a la Ley judía para acusarlo de transgredirla y así llevarlo a las autoridades para que lo mataran...

            Otros los seguían porque hablaba “como quien tiene autoridad” (Mt 7:29) y en esta ocasión aquellos que querían escucharle sobre el Reino de Dios, pero también para que le sanara a los enfermos (v. 11) y para que supliera sus necesidades físicas...

            En todo tiempo ha habido personas que han buscado del Evangelio del Señor Jesucristo, no las Buenas Nuevas de Salvación, sino que le han buscado para saciar la necesidad del “vientre” o por sus milagros...

            Esto, si bien ha sido una constante que la Iglesia de Cristo se ha ocupado de los hambrientos y menesterosos de este mundo, nunca ha sido una moneda de cambio para que la gente siga a Jesucristo como su Salvador y Señor...

            En el Evangelio de Juan cap. 6:26 Jesús los confrontó con esta realidad y les dijo que ellos les buscaban porque había comido hasta llenarse y no porque hubieran entendido las señales milagrosas...

            Y en el cap 6:66 dice que desde entonces muchos de los que habían seguido a Jesús lo dejaron y ya no andaban con Él... Allí mismo el Señor se volvió a sus discípulos y les preguntó: “¿Ustedes también quieren irse?”.

            Nunca debemos permitir que por tener la simpatía de las personas diluyamos el Evangelio. Si las personas son sanadas, alimentadas y bendecidas materialmente mientras reciben el Evangelio del Señor, glorificado sea nuestro Salvador. Pero si Dios no lo hace, mantengamos en alto los valores del Reino de Dios aunque los mismos no gocen de la simpatía de las personas.

2.- LOS SEGUIDORES CON UNA VISIÓN HUMANA DE LAS COSAS DE DIOS (ANTEOJERAS ESPIRITUALES) (v. 12):

            En esta ocasión los discípulos observaron que se venía la dificultad de la noche y las personas no tenían qué comer. Allí, en vez de buscar en el Señor hacedor de maravillas y milagros (que ellos mismos habían presenciado) una solución del problema, se quisieron deshacer rápidamente de él.

            Existen cristianos que ante los problemas del servicio a Dios en este mundo, se abruman y quieren buscar una solución escapista y no de fondo... Una solución cosmética y no definitiva.

            El mismo apóstol Pedro cuando vio que Jesús anunciaba de su padecimiento y muerte lo llevó a Jesús aparte para “reprender a su maestro” que tal cosa no podía ser. El Señor no se tardó en contestarle diciéndole: “Apártate de mi Satanás porque eres un tropiezo para mí” (Mt 16:21 al 23).

            Esto no lo hizo Pedro por ignorancia de las cosas de Dios ya que momentos antes había hecho una declaración de radical importancia para los seguidores de Jesús. A la pregunta del Señor sobre quién decían ellos que era él, este discípulo había contestado: “Tú eres el Mesías, el Hijo del Dios viviente”.

            Cómo pudo ser que Pedro cometiera semejante error. La respuesta la tenemos en el v.23 del capítulo 16 de Mateo. Jesús le reprendió a este querido discípulo diciéndole. “Tú no ves las cosas como la ve Dios, sino como la ven los hombres”.

            Isaías hablándoles de parte de Dios al pueblo de Israel le dice esta realidad: Is 55:8 -9 “Porque mis pensamientos no son como los de ustedes, ni mi manera de actuar es como la suya. Así como el cielo está por encima de la tierra, así también mis pensamientos y mi manera de actuar están por encima de ustedes. El Señor lo afirma”.

            Es importante que como discípulos del Señor nos paremos en las encrucijadas de la vida, cuando parece que ya todas las salidas a los problemas del ministerio y de nuestra vida espiritual están agotadas, a doblar nuestras rodillas y preguntarle al Señor de la mies, qué quiere Él que hagamos.

            No nos cerremos a pensar con “anteojeras espirituales” que la única manera de salir de la crisis que nos afecta es como nosotros lo vemos... “No seamos sabios en nuestra propia opinión...”

            Dios nos dice en los Salmos “Estén quietos y conozcan que yo soy Dios. ¡Yo estoy por encima de las naciones! ¡Yo estoy por encima de toda la tierra!” (Sal 46:10).

 

3.- LOS SEGUIDORES ESFORZADOS Y VALIENTES (V. 13 AL 15):

            Estos seguidores de Jesús no son personas suicidas ni incautos, ni desorganizados. Son personas comunes y corrientes pero tienen cualidades que son dignas de destacar:

a) Son esforzados y valientes: Estos discípulos del Señor se esforzaron en alimentar cuando el Señor Jesús se los ordenó. Pusieron su confianza en él y actuaron en consecuencia.

            Estas fueron las cualidades únicas que Dios le pidió a Josué cuando se tuvo que hacer cargo del pueblo de Israel... “Lo único que te pido es que te esfuerces y seas valiente...” (Josué 1:7).

b) Ponen al servicio de Dios lo mejor que poseen: Ya sea mucho o poco, Dios toma lo que ellos han dispuesto en su corazón y lo utiliza para el desarrollo de Su Voluntad en esta tierra...

            Nunca cometamos el error de creer que lo que tenemos es poco (como les sucedió a los discípulos en esta ocasión). Lo que sucedió no fue que se enteraron que había 5 panes y 2 peces luego que le dijeron a Jesús que los mandara a comer a las aldeas vecinas (aunque como vimos, el número de comensales superaba esta capacidad)...

            Sino que sabiendo de esta limitada cantidad de alimentos se quisieron desembarazar del problema mandando a la gente a lugares donde no le podían alimentar, pero que al menos no tendrían de qué preocuparse ni que escuchar el lamento de la escasez de estas personas.

            Cunado lo que estamos haciendo está dentro de los planes de Dios, y su Paz nos rodea y conforta el corazón, Él toma lo que nosotros tenemos y lo magnifica de tal manera que no tan solamente nos alcanza sino que sobra...

            El tomó el agua de las bodas de Canaán y lo transformó en el mejor vino de la fiesta... Él tomó una piedrecilla del río y derribó a un Gigante (Goliat) que amenazaba al pueblo de Israel para derribarlo y poner en retirada al enemigo, el tomó 5 panes y 2 peces y alimentó hasta que todos quedaron satisfechos, sobrando aún...

            El Señor nos dirá en aquel día: “Ven buen siervo fiel, sobre lo poco me fuiste fiel, sobre lo mucho te pondré...” (Mt 25:21 - 23) Dios nos manda a ser fieles aunque lo que tengamos sea poco o débil para el mundo.

c) Pero la clave del servicio al Señor de estos seguidores de Cristo está en el v. 15... SON OBEDIENTES.

            Deben haber tenido un sinnúmero de dudas, pero cuando el Señor les habló, no dudaron sino que obedecieron e hicieron sentar a las personas tal como se los indicó...

            A Pedro le tocó vivir una situación similar. Él había trabajado toda la noche en vano tratando de pescar. Nada había logrado. Pero cuando escuchó la voz de su Maestro indicándole que volviera mar adentro y echara sus redes, él presentó sus dudas, pero en SU NOMBRE obedeció (Lc 5:5).

B.- COSECHA DE LOS SEGUIDORES DE JESUCRISTO:

            Los discípulos del Señor obtuvieron los resultados que superaron ampliamente sus expectativas. No tan solamente calmaron la necesidad de las personas, sino que Dios no permitió que se quedaran sin tener ellos qué comer...

            Al contrario, levantaron para cada uno una cesta de aquello que había quedado de los panes y los peces. Materialmente tuvieron más que suficiente. Distinto hubiera sido si se quedaban solamente con aquellos 5 panes y dos peces.

            Pero la bendición no se quedó solamente allí, sino que el estar al servicio de su maestro les permitió conocer más de su persona y de sus revelaciones...

            Cuánto habrían de disfrutar esos retiros espirituales en aquel “Sermón del Monte”, o qué experiencia tuvo Pedro seguidamente a este milagro cuando Dios le revela a su corazón que quien está delante de ellos es El Escogido, el Cristo, El Mesías de Dios...

            Jesús le llama a Pedro en esta ocasión “Bienaventurado o dichoso” porque lo que ha dicho no es por sabiduría humana, sino por revelación divina (Mt 16:17).

            Y qué experiencia gloriosa tuvieron aquellos tres más cercanos a Jesús (Pedro, Juan y Santiago) cuando le acompañaron a un cerro muy alto y delante de ellos se transfiguró, y su cara brillaba como el sol y su ropa se volvió blanca como la luz, y se les aparecieron Moisés y Elías...

            Y no tan solamente vivieron esa transfiguración y la presencia de profetas tan respetados por el pueblo judío, sino que escucharon la voz de Dios que les decía: “Este es mi hijo amado a quien he elegido, a él escúchenlo” (Mt 17:1 al 5).

            Los momentos más preciosos y de mayor aprendizaje espiritual los he tenido cuando he servido a mi Señor... Estar en su presencia, disfrutar de la comunión de los santos, aprender de lo que tenía que estudiar para dar a mis hermanos hicieron que yo fuera el primer bendecido...

            Se acerca un año lleno de desafíos y de luchas. La tarea no es fácil. El enemigo es fuerte... Pero hay una cosecha preciosa que nos espera, pescar del mundo atrapado por Satanás a los que Dios ha escogido para ser salvos...

            Pero aún más precioso que todo eso será que la presencia de Dios por medio de su Espíritu Santo nos acompañará y Él se revelará a nosotros de una manera que nunca lo habríamos alcanzado si sencillamente hubiésemos “disfrutado de sus milagros”.

            Marcos Vidal tiene una canción que habla de esta experiencia y que se denomina DISCÍPULOS”. Escuchémosla...

            DISCÍPULOS

Diez mil ojos hoy han visto Tu poder,

el milagro de una multiplicación.

Hoy Tus manos han saciado toda mi necesidad,

pero mi alma anhela más de Tu presencia.

 

No quiero ser de los cinco mil que disfrutan del milagro,

prefiero ser de los doce que recogen los pedazos;

y pasar la noche en vela, juntos sobre un mar de seda,

conversar con el Maestro hasta el alba.

 

Sé que hay doce cestas más de provisión,

y Tus ojos aún me miran con amor.

Yo no quiero regresar como aquella multitud.

Déjame ser un discípulo, Señor.

 

Yo no quiero sólo recibir Tu pan.

Mi alma quiere conocerte de verdad.

Habitar en Tu presencia, despertarme junto a Ti,

para que sea en mi formada Tu imagen."

CONCLUSIÓN

 VIVIR UNA VIDA CRISTIANA POCO COMPROMETIDA NO TAN SOLAMENTE NOS IMPEDIRÁ CONOCER MÁS A NUESTRO SALVADOR Y SEÑOR SINO QUE HARÁ QUE EN LA SUPERFICIALIDAD DE NUESTRAS VIDAS SEAMOS PRESA FÁCIL DE SATANÁS QUE ANDA COMO LEÓN RUGIENTE ESPERANDO A QUIÉN DEVORAR, TAL COMO SE VE ESN ESTE VIDEO SOBRE LAS ÁGULAS CALVAS QUE ESPERAN LOS PECES QUE ESTÁN EN LA SUPERFICIE DE LOS LAGOS...

            MÁS AÚN, SI NO HAS CONOCIDO A JESUCRISTO Y TIENES UNA VIDA PLAGADA POR LE SUPERFICIALIDAD DE ESTE MUNDO, TE INVITO A SUMERGIRTE EN LAS AGUAS PROFUNDAS DEL ESPÍRITU SANTO DE DIOS.

Rubén Salcedo


print
  Comentarios

Sin comentarios.

Sólo usuarios registrados en el sitio pueden ingresar comentarios. Si Usted aún no se encuentra registrado puede hacerlo ahora haciendo click aquí.

Iglesia Jesucristo Rey - Dean Funes 1080 - Córdoba - (5000) - Argentina - Tel. +54 (351) 422-0865