viernes, octubre 20, 2017

Get Adobe Flash player

Horarios

Culto día Domingo

Todos los domingos a las 10:00 horas

 
Culto día Sábado

Todos los sábados a las 20:00 horas

 
Escuela Bíblica para Niños

Domingos 10:00 hs.

 
Adolescentes

Recreación: Sábados 18 hs. 

 
Pre-Adolescentes

Recreación: Sábados 18 hs.

 

CUANDO EL SOL RESPLANDECE - Lucas 24.1-12

Autor: Ricardo Chiosso
Publicado: 19/mar/2006
Categorias: Lucas, Portadores de Luz,Series de Estudios

 

INTRODUCCIÓN

Otras religiones

La doctrina de la resurrección se encuentra dentro y fuera del cristianismo, en religiones como el Budismo, la Egipcia, el Zoroastrismo, Judaísmo e Islam.

Como afirma Joseph McCabe en "El mito de la Resurrección", "Siglos antes de la época de Cristo, en las religiones paganas existen varios ejemplos de dioses resucitados, como el Adonis sirio y griego, el Osiris de los egipcios o la historia babilonia de Tammuz”.

Una famosa autoridad Judía, Maimónides, señaló 13 principios de la fe judía, y la Resurrección es uno de ellos, impreso en el libro de oraciones rabínicas hasta ahora. Es el principio décimo tercero y señala:

"Creo con fe sincera que los muertos resucitarán, cuando Dios lo desee. Sea el Nombre de Dios bendito, y Su recuerdo se eleve por los siglos de los siglos"

Pedro Pablo Rubens (1608)Ejemplos Bíblicos

En el Antiguo Testamento, se dice que Eliseo resucitó a un muchacho. Enoch y el profeta Elías fueron llevados a la presencia de Dios sin experimentar la muerte, y Moisés, fue enterrado en un lugar que hasta la fecha nadie conoce, (puesto que se piensa que también fue resucitado). Ambos aparecen en el pasaje de la Transfiguración de Cristo. El profeta Ezequiel tiene una visión del valle de los huesos secos, devueltos a la vida como un ejército.

En el Nuevo Testamento, se cuenta como Jesús resucita a varias personas: la hija de Jairo, poco después de morir, el hijo de la viuda de Naín, resucitado en su propia procesión funeraria, o Lázaro, amigo personal de Jesús, que llevaba tres días enterrado. En el momento de la muerte de Jesús, se abrieron las tumbas, y varios muertos volvieron a la vida, tras la resurrección de Jesús, muchas de las personas santas que habían muerto salieron de sus tumbas y entraron en Jerusalén, apareciéndose a muchos, según el Evangelio de Mateo.

También los apóstoles realizaron resurrecciones. Pedro resucitó a una mujer cuyo nombre era Dorcas, y Pablo hizo lo mismo con un hombre llamado Eutychus, que había muerto al dormirse en una ventana, según Hechos.

Cuando se trata del cuerpo físico, devuelto a la vida, indistinguible de su situación antes de la muerte, se habla de resucitación (todos los casos menos el de Jesús). Todas estas personas resucitadas murieron después. Resurrección: no podrá ser deshecha, al igual que la Resurrección de Cristo. En este caso Jesús no volvió al estado anterior, por eso se diferencia de resucitación, es una resurrección apta para la vida eterna: aspecto y posibilidades distintas.

Gr. anastasia: “volver a la vida en condiciones diferentes”.

En la época de Jesús, había debates entre los fariseos, que creían en la futura Resurrección, y los saduceos, no. Jesús declaró estar de acuerdo con los fariseos.

DESARROLLO

Las enseñanzas de cada protagonista de la resurrección.

La Resurrección de Cristo y las mujeres en la tumba.  Fra Angélico1.     Las Mujeres.

a)   vv.1 Su afecto: perfumes, muy de mañana (Jn. salieron siendo aún oscuro, existía la superstición de los demonios en la noche), celo por servirle, tenían su primer amor.

b)  vv.10 Sus nombres: María Magdalena (Lc.8.2 la más prominente, de la que habían salido siete demonios), Juana (Lc.8 esposa del administrador de Herodes), María la madre de Jacobo, el discípulo y otras.

c)  vv.2-4a Su sorpresa: “perplejas” (RV) piedra movida, no estaba el cuerpo. No lo esperaban. Una prueba más. No esperaban la resurrección sino que las sorprende.

2.     Los Ángeles (los otros evangelios hablan de dos).

a)   vv.4b-7 El anuncio: da seguridad en el testimonio Job.19.25. Es un anuncio del cielo no de los hombres como “Perón vive” u otro similar.

b)  vv.5 El reproche: el predominio del Cristo muerto de Latinoamérica. Si Cristo está muerto no ordena la vida.

c)  vv.6-9 Las Escrituras: Es más confiable que nuestros sentimientos y razonamientos. Estos ángeles no traen un nuevo evangelio, sino el mismo de Jesús: "Nos acordamos, dijeron los judíos a Pilatos, que aquél impostor, estando todavía en vida, dijo: después de tres días resucitaré. Manda, pues, que se guarde el sepulcro hasta el tercer día, no vayan sus discípulos y le hurten, y digan a la plebe: ha resucitado de entre los muertos; y sea el último engaño más pernicioso que el primero. Les respondió Pilatos: Ahí tenéis la guardia; id y ponedla como os parezca. Con esto yendo allá, aseguraron bien el sepulcro, sellando la puerta y poniendo guardias" (Mt. 27, 63-66). Los ángeles refuerzan la enseñanza bíblica. Estas noticias merecen ser transmitidas urgentemente.

3.     Los Apóstoles.

a)   vv.11 La incredulidad: es la de todos inicialmente, es contra la normalidad que conocemos. Se dice hoy: Emociones?, Sentimentalismo?, Lavado cerebral?, sería Prejuicio hacia la información proveniente de mujeres?, Celos por haberse revelado el Señor 1º a quienes más amaban y eran más valientes?.

b)  vv.12a Sin embargo: los maravillosos “pero, Más”, etc. de la Biblia. Frutos de la Resurrección: 1) Fe y Perdón: Porque ¿quien puede esperar en un muerto? Pero Cristo vive. "Si Cristo no resucitó, vana es nuestra predicación, y vana vuestra fe" (I Cor. 15. 14 y 17). 2) Esperanza de que como El, todos nosotros podremos resucitar (ver 1º Corintios 15:20-23). 3) Levantarnos del pecado, representado por su muerte, a la santidad, simbolizada por su Resurrección: "Así como Cristo resucitó de la muerte a la vida, así también nosotros vivamos con un nuevo género de vida" (Rom. 6. 4). "Si resucitasteis con Cristo, buscad las cosas del cielo, donde Cristo está sentado a la diestra de Dios; saboreaos con las cosas de lo alto, y no con las de la tierra" (Col. 3. 11).

c)  vv.12b Pedro: nos asombramos de su asombro. Podemos cambiar, crecer, mejorar, ser diferentes al cobarde que habitualmente somos. Hora de correr en la dirección adecuada. El 1º en asustarse y en borrarse, es ahora el 1º de ellos en llegar. Ahora dice: "A Jesús a quien vosotros habéis crucificado, Dios le ha hecho Señor y Mesías" (Hech. 2.36)

 

CONCLUSIÓN

“Más nos convence la duda de Tomás y la perplejidad de Pedro que la fe de las mujeres que fueron al sepulcro, porque ello demuestra contundentemente que la resurrección de Cristo no es un invento de unos discípulos fanatizados por la admiración a su Maestro, sino un hecho histórico que se impuso a la incredulidad persistente de los seguidores de Jesús”.

 

Pascal: “De buena gana le creo a los testigos que se dejan matar”.

 

Las "señales" de la Resurrección se ven todavía presentes en el mundo de hoy: la fe heroica; la vida evangélica de tanta gente humilde y escondida; la vitalidad de la Iglesia que las persecuciones externas y luchas internas no llegan a debilitar; la  presencia viva de Jesús resucitado que continúa atrayendo hacia sí a los hombres.


La Resurrección del Señor, su "paso" de la muerte a la vida, debe reflejarse en los creyentes, actuando con paso cada vez más radical de las debilidades del hombre viejo a la vida nueva en Cristo.

Esta resurrección tiene que manifestarse en el anhelo por las cosas del cielo. Que el tener que ocuparse por las cosas terrenas, no nos impida a los creyentes "resucitados en Cristo" tener el corazón dirigido a las realidades eternas, las únicas definitivas. Pues siempre nos está acechando la tentación de asentamos en este mundo como si fuera nuestra única patria. La resurrección de Jesús es una fuerte llamada; nos recuerda siempre que estamos en este mundo como acampados provisionalmente, en viaje hacia nuestra morada definitiva. Pero nos inquieta por hacer que en este mundo reine Cristo. Pues Cristo ha resucitado y quiere llevamos a todos los hombres adonde Él vive eternamente, haciéndonos partícipes de su gloria ya desde ahora.

 

TODOS RESUCITARÁN (Juan 5.28).

Podemos ser Dichosos por la eternidad: Ap.20.4-6

Nuestra nueva identidad: 1ºCor.15.52-58.

Pastor Ricardo Chiosso


print
  Comentarios

Sin comentarios.

Sólo usuarios registrados en el sitio pueden ingresar comentarios. Si Usted aún no se encuentra registrado puede hacerlo ahora haciendo click aquí.

Iglesia Jesucristo Rey - Dean Funes 1080 - Córdoba - (5000) - Argentina - Tel. +54 (351) 422-0865