lunes, junio 26, 2017

Get Adobe Flash player

Horarios

Culto Único

Todos los domingos a las 10:00 horas

 
Escuela Bíblica para Niños

Domingos 10:00 hs.

 
Adolescentes

Recreación: Sábados 18 hs. 

 
Pre-Adolescentes

Recreación: Sábados 18 hs.

 

PROFETAS EN TIEMPOS DE PROSPERIDAD

Autor: Rubén Salcedo
Publicado: 13/ene/2014
Categorias: Series de Estudios,¡Tu Palabra, oh Dios, es Verdad!

This text will be replaced

 

Ministerio de Jonás, Amós y Oseas de manera cronológica

LECTURA: Versículo clave del presente sermón (no de los libros que analizaremos): Pr. 30:7 al 9 y Ez. 16:48 y 49

Versículos claves de esta serie de estudios:

Sobre su origen: 2ª Ti. 3:16.

Sobre su autoridad:  Ro. 3:4b.

Sobre su vigencia: Is. 40:8 y Mt. 24:35

Sobre su función: Sal. 119:105

Sobre su misión: Sal. 119:9 y 11.

Su necesidad para el hombre: Mt. 4:4 y He. 4:12

¡S.J.A!. 

            Es importante que al momento de analizar las Sagradas escrituras evitemos hacer una “eixégesis” (hacer decir a la Palabra de Dios aquellas cosas que no dice por mal uso de los principios de interpretación) en vez de una “exégesis” (buscar la verdad de Dios en su Santa Palabra con correctos principios de la interpretación o Hermenéutica Bíblica)

            En contexto de este análisis de estos Profetas Menores me lleva a colocar como versículos claves del presente sermón (no de la Serie) los de Proverbios y Ezequiel, ya que el ministerio de estos tres profetas se da en un período de opulencia de Israel y Judá (ya el reino de Salomón se había dividido en el Reino del Norte (Israel) y el del Sur (Judá).

            Ya hemos nos hemos introducido brevemente en los profetas Mayores y ahora en estos próximos sermones lo haremos brevemente sobre los Profetas Menores, que ya hemos referido que no se llamaron así porque fueran de menor jerarquía sino porque eran escritos menos voluminosos i se los agruparon en un grupo que se los llamó “Los Doce” ya que son doce profetas...

Profetas Mayores 

           No estaban ordenados de manera cronológica. La siguiente imágen nos ayudará a verlos de esta manera cronológica y y desde el punto de vista del ministerio de cada uno de ellos.

  

INTRODUCCIÓN:

            El contexto en el cual se desarrollan estos profetas se da en un contexto de independencia política, de expansión del reino post salomónico (casi equivalente) y de prosperidad económica durante el apogeo bajo el reinado de Jeroboam...

            El férreo reinado del rey Jehú que aniquiló a los adoradores de Baal y Astarté del Pueblo de Israel llevó al Reino del norte a ser bendecido actuando proféticamente Jonás, sí Jonás en 2ª R 14:25, adelantando la cima del prestigio político y económico en la primera mitad del S. VIII...

            El profeta Eliseo continuaba su ministerio  como mensajero de Dios fiel en medio de aquellos años tumultuosos al principio de la dinastía del rey Jehú. (1)

            Es relativamente fácil hablar en medio de las dificultades cuando la gente está ávida de Dios pues sus maldades traen sus consecuencias, pero es más difícil hablar cuando las personas están nadando en la abundancia porque sienten que no necesitan nada de Dios.

            Poco antes del fin del Siglo referido (VIII) Dios usó al imperio Asirio para dominar a Siria, antiguo enemigo de Israel, y esto llevó a que esta nación dejara en paz al Reino del Norte para resurgir en pos de la prosperidad...

            Pronto Joás pudo armar una potente fuerza de combate para desafiar al nuevo rey sirio, Ben Adad, y evitar así su control sobre territorio israelita... En el despertar del éxito, la muerte del veterano y gran profeta Eliseo, llegó a ser un duro golpe para el rey Joás...

            Así entonces, la nación prosperó en las relaciones comerciales. Con Siria como estado tapón, la nación prosperó... Aunque el Reino del Sur, Judá, comenzó a dar signos de una prosperidad similar era todavía poco fuerte y se hallaba comparativamente adormecida...

            Con Israel en su apogeo, dos profetas más, además de Jonás, hicieron su aparición: Amós y Oseas. Cada uno de ellos intentó sacar a este Pueblo de Dios de su letargo espiritual, pero ninguno de ellos logró que la nación se volviera de su apostasía (1) llegando a una decadencia moral y social tremenda en donde le tocó actuar al Profeta Jeremías como lo vimos en domingos anteriores (Leer 2ª R. cap. 23; 24 y 25)

            El ministerio de estos tres profetas, haciendo una correcta exégesis de la Palabra de Dios, muestran en un mensaje coherente con las Sagrada Escrituras. Dios ama al pecador y por medio de su Palabra su vida se ordena y es bendecido. Pero si en medio de la bendición de Dios, nos desviamos hacia el Pecado, Dios como Padre que ama a sus hijos, nos castiga (He. 12), pero como el amor de Dios no tiene fin ni se han agotado sus bondades (Lam 3:22 al 24) nos espera que nos arrepintamos y nos volvamos a Él como el Hijo Pródigo de Lc. 15:11 al 32.

 

1.- MINISTERIO DE JONÁS (Signif. “Paloma”)

            El comienzo del ministerio de este profeta tuvo un mensaje muy popular para predicar a Israel como vimos en 2ª R. 14:25. En tiempos de opresión, la promesa de días prósperos fue muy bien acogida.(1)

            El v. clave es Jon. 3:5 y el propósito y tema de su mensaje es que Dios quiere la bendición no tan solamente del pueblo de Dios sino también de los gentiles (4:11), duro mensaje siempre de comprender para los judíos aún hoy, en especial varios siglos antes que se levantara el Apóstol de los Gentiles, Pablo. (2)

            Tal vez parezca algo inverosímil creer en esta historia, pero a manera de demostración de que esto puede suceder veamos una imágen y un video (http://www.youtube.com/watch?v=FkCJoxhhw2o). Incluso pueden leer la increíble historia de un pescador de ballenas, James Bartley que en 1891 sobrevivió un día dentro del estomago de un Cachalote al caer de su barco de pesca (http://www.contextotucuman.com/nota/92581/Malvinas_el_hombre_que_vivió_dentro_de_una_ballena.html)

/Portals/0/img/msgs/140112/Imagen5.png

            A Jonás le era conocido el sufrimiento que pasaba Siria repeliendo los ataques del Imperio Sirio con su malvado rey Tiglat-pileser III, por lo que del punto de vista humano, este país con su capital Nínive era el último lugar que un israelita hubiera podido elegir para una aventura misionera...

            Cuando fue tragado por aquel monstruo marino (tal vez una ballena o un tiburón ballena o algo similar) reconoció su error y depositado en las costas del mar mediterráneo se dirigió al esta a la distante tierra Asiria a 1.287 km. Nínive, localizada a las orillas del río Tigris era una populosa ciudad y allí comenzó a predicar como indica la Biblia...

            Apenas había comenzado Jonás su itinerario cuando el pueblo ninivita respondió con un profundo y genuino arrepentimiento que los llevó a vestirse de ropas ásperas y ayunando todos incluso el rey que dejó sus ropas reales para usarlas de arpillera e incluso se escondió en cenizas...

            Incluso emitió un edicto real para que el pueblo se arrepintiera volviéndose a Dios de sus caminos pecadores y ayunaran todos, hasta los animales en señal de respuesta al llamado divino...

            La sorpresa de Jonás fue total. Para su total sorpresa , su misión había tenido un éxito impresionante y para su decepción, la ciudad no fue destruida; fue salvada al responder Dios con su misericordia al arrepentimiento de los ninivitas...

            Como nos relata la historia, el profeta no conforme se sentó a esperar la destrucción de la ciudad y Dios resaltó con lo que sucedió con su confortable planta que le daba abrigo del calor que el profeta estaba mucho más preocupado con su propio confort que respecto al bienestar de los 120.000 niños inocentes que todavía no tenían discernimiento para el bien y el mal...

            Para Dios la conversión de los asirios era más importante que la preservación de la planta que servía de disfrute a una sola persona como este profeta, que luego de lo acontecido volvió a su país para registrar lo sucedido en este sagrado libro. (1)

 

2.- AMÓS (cuyo nombre significa “Carga”)

            Profetizó entre los años 780 al 740 a.C. durante los reinados de Jeroboan II en Israel y el rey Uzías en Judá...

            Los v. claves son Amós 4:11 y 12 y 9:14. (2)

            Para ganarse la vida este profeta pastoreaba ovejas y recolectaba los productos de los sicómoros (una variedad de higuera)...

            Este profeta reflejó el lujo y la opulencia de Israel que al crecer rápidamente en el nivel de vida hizo más amplia la brecha entre los ricos y los pobres...

            Amós observó la corrupción moral a la que esta prosperidad había llevado (tal como lo advierte el pasaje leído al principio de este sermón en Ezequiel 16 y que aún hoy vemos también en Europa que goza de la prosperidad luego que haber sido regada por el Evangelio de Dios)...

            El lujo egoísta y la opresión de los pobres producía cada vez más ricos. Este profeta con un lenguaje sencillo, pero lleno de fuerzas, denunció valientemente estos males que se habían introducido en la vida no tan solamente social sino también política y económica de todo Israel...

            El próxima en la lista fue el mismo reino de Judá que se consideraba a sí mismo con orgullo ser atalaya de la Ley de Dios y su santo Templo en Jerusalén. Amós sin temor les condenó por su desobediencia y el desprecio a la Ley Divina...

            ¿El Juicio de Dios llegaría por casualidad? La respuesta es obviamente un rotundo “NO”, Amós expresó la verdad evidente de que el mal o el castigo no llegan a una nación sin el conocimiento de Dios que usa a sus profetas para advertir sobre la condenación venidera...

            La Misericordia de Dios había precedido por mucho tiempo a este mensaje de Juicio, pero su pueblo no había respondido...

            Su única esperanza para vivir era buscar a Dios, odiar el mal, amar el bien, y demostrar la justicia en su manera de vivir. Puesto que no habían respondido a las repetidas advertencias y avisos, el juicio de Dios era irrevocable...

            Pero todos estos profetas tuvieron un mensaje de esperanza y Amós no fue la excepción. En su párrafo final inserta una promesa alentadora en el cap. 9:11 al 15. La dinastía davídica será restaurada y el reino será reafirmado...

            ¿Por cuánto tiempo realizó este ministerio este profeta Amós?... No lo sabemos, pero es razonable asumir que fue su predicación fue tolerada por breve período de tiempo. Lo que sucedió con él tras que el sacerdote Amasías informase de él al rey Jeroboam II, es algo que no se quedó registrado. Pudo haber sido encerrado en prisión, expulsado o incluso martirizado. (1)

 

3.- OSEAS (cuyo nombre significa “Salvación”)

            Realizó su ministerio entre los años 786 al 725 a.C. antes del cautiverio de Israel por Asiria en el 722 ó 723 a.C. Es el más joven de los tres profetas vistos hoy y desarrolló su ministerio concomitantemente con el gran profeta Isaías, entre los reyes Jeroboán II de Israel y los reyes Uzías, Jotam, Acaz y Ezequías de Judá...

            El v. clave de este libro es Os. 3:1 donde demuestra al casarse con una mujer adúltera que al casarse con ella es semejante a la infidelidad de Israel para con Jehová su Dios, pues aunque su Pueblo es infiel a Dios, Él permanece fiel. (2)

            Aunque este libro es el primero entre los Profetas Menores, su ministerio comienza casi al final del de Amós y a diferencia de este su labor fue durante más tiempo, por varias décadas en el reino de Ezequías y tal vez fue testigo de la caída de Samaria, capital de Israel en manos del imperio Asirio bajo los ejércitos del rey Salmanasar V siendo reducida a una provincia asiria...

            Estas épocas turbulentas y vicisitudes del reino en aquellas décadas , casi apagaron la voz del profeta Oseas. Los tiempos eran tan buenos en los primeros años de su ministerio que los israelitas no querían ser perturbados por advertencias proféticas...

            Pero antes de que pasara mucho tiempo , sin embargo, la predicción del profeta previo Amós del exilio de Israel tomó una potente significación cuando el imperio Asirio desarraigó pobladores en Israel y los envió a lugares distantes del imperio, cumpliéndose así su advertencia dada...

            Pasando todo este tiempo de tribulación para Israel y problemas de los cambiantes tiempos, el profeta Oseas fielmente sirvió a su generación como portavoz de Dios... Oseas fue impelido a describir el hecho de que Dios todavía amaba a un Israel que había vuelto a antiguos pecados...

            Con compasión y amor por sus conciudadanos, manifestó una sensitiva respuesta a las necesidades de Israel en su pecadora condición. Además de su experiencia personal, expresó en tono de tristeza el amor de Dios por un pueblo que había fallado en responder a su bondad...

            Oseas mirando hacia el futuro profetizó que la sentencia de Dios contra Israel iba a ser realmente ejecutada; pero llegaría un día cuando tanto Israel como Judá sería reunidas bajo un solo gobernante en su propia tierra. Esta multitud incontable sería identificada como los “hijos del Dios viviente”...

            El día se aproximaba en que el pacto sería renovado de tal forma que una vez más gozaría de las bendiciones del Altísimo como Pueblo de Dios. Esta promesa fue confirmada  por la propia experiencia del profeta  (Os. 3:1 al 5) donde fue invitado por Dios a buscar a su ex esposa de la que se había divorciado por adúltera para reinstalarla en su familia …

            Pero ¿dónde estaba ella? ¿qué le habría ocurrido? Aparentemente, ella se había ido y había llegado al límite tal de inmoralidad que nadie tenía necesidad de su compañía. Oseas la encontró en la plaza del mercado siendo subastada al mejor postor...

            Yendo mucho más allá de sus obligaciones morales y religiosas, pagó el precio y puso en ella su amor renovado a los votos de su matrimonio, simbolizando con esto que la actitud de Dios hacia la adúltera Israel es que una vez más sería restaurada en los últimos  días bajo el gobierno de un rey de la dinastía de David.(1)

            Dicho por Jeremías en Lam. 3:22 y 23 (D.H.H.) que “el amor de Dios no tiene fin ni se han agotado sus bondades pues nuevas son sus misericordias cada mañana”

            Todavía luchando con el problema del amor compasivo hacia un hijo descarriado y díscolo, el mensaje profético hace una transición desde una amenaza a una promesa por la cuestión de “¿Cómo podré abandonarte, oh Efraín?”. El problema es resuelto al enviar a Israel al exilio con la seguridad de que retornará. (1)

            Dios como un Padre al hijo que ama lo disciplina como dice Hebreos 12:7 al 11.

            Para su pueblo, Oseas da una simple fórmula para que vuelva hacia Dios: Abandonar los ídolos, transferir su fe y confianza de Asiria a Dios, y confesar sus iniquidades. Solamente en Dios encontrarán la misericordia los que están abandonados (14:1 al 4) 

CONCLUSIÓN:

            El mensaje de estos tres profetas es: La Gracia Divina es universal en su alcance (Jonás), Dios es Justo y debe juzgar el pecado (Amós) y el Señor nuestro Dios ama a su Pueblo no obstante su pecado y nos da la posibilidad de ser restaurados (Oseas) (3)

            Este es el mensa correcto de la Palabra de Dios: No hay pecador en todo el mundo que no pueda acercarse a Dios si está arrepentido de su maldad, El nos restaura perdonándonos y dándonos una nueva vida y una nueva familia que no debemos descuidar como lo hizo el “Hijo Pródigo”, pero si nos volvemos a Él, Dios como Padre Amoroso siempre está dispuesto a perdonarnos y darnos una nueva oportunidad.

¡S.D.G! 

BIBLIOGRAFÍA:

  1. HABLA EL ANTIGUO TESTAMENTO. Samuel Schultz. Edit. PORTAVOZ.
  2. NUESTRA SANTA BIBLIA. Donald DEMARAY. Edit. LOGOI.
  3. NUEVO MANUAL BÍBLICO DE UNGER. Merrill F. Unger. Edit. Portavoz.

print
  Comentarios

Sin comentarios.

Sólo usuarios registrados en el sitio pueden ingresar comentarios. Si Usted aún no se encuentra registrado puede hacerlo ahora haciendo click aquí.

Iglesia Jesucristo Rey - Dean Funes 1080 - Córdoba - (5000) - Argentina - Tel. +54 (351) 422-0865