lunes, enero 22, 2018

Get Adobe Flash player

Horarios

Culto día Domingo

Todos los domingos a las 10:00 horas

 
Culto día Sábado

Todos los sábados a las 20:00 horas

 
Escuela Bíblica para Niños

Domingos 10:00 hs.

 
Adolescentes

Recreación: Sábados 18 hs. 

 
Pre-Adolescentes

Recreación: Sábados 18 hs.

 

NO ES POR VISTA, ES POR FE - He. 11:20 AL 40

Autor: Rubén Salcedo
Publicado: 11/ene/2015
Categorias: Series de Estudios,Jesucristo, Superior a Todo

 

         Dice el pastor Rogelio Nonini en el libros sobre Hebreos (que tenemos como base de nuestros mensajes) que desde el cap. 10:19 al 13:17 la carta cambia de enfoque. Hasta aquí (desde Hebreos 1 al cap. 10:18) se nos ha hablado de la PERSONA DE JESUCRISTO COMO SUPERIOR A TODO LO QUE CONOCEMOS (a los Profetas, a los Ángeles, a Moisés, Josué y aún sacerdotalmente a Aarón)...

         Pero en esta sección nos hablará que por todo lo que hemos visto, LA RESPONSABILIDAD DE LOS CRISTIANOS ES SUPERIOR A LA DE LOS JUDÍOS...

         El capítulo 10 de He. Hemos visto la cuarta exhortación que le hace este siervo de Dios a los cristianos (hebreos) de aquel entonces y por lo tanto nos lo hace a nosotros también. Lo podemos advertir en la siguiente secuencia (SLIDE):

a)     “Primera exhortación”: ¡No descuiden la Salvación (He. 2:1 al 4)

b)     “Segunda exhortación”: ¡No caigan en la incredulidad! (He. 3:7 al 19)

c)     “Tercera exhortación”: ¡No caigan en la apostasía! (vv. 5:11 al 6:20)

d)     “Cuarta exhortación”: ¡MANTÉNGANSE FIRMES! (He:10:19 al 39)

         Aquí se exhorta a los lectores, y por lo tanto también a nosotros, para que nos mantengamos firmes en nuestras convicciones y en nuestras prácticas cristianas.. Podemos hacerlo porque ahora tenemos la posibilidad de entrar libremente  la presencia de Dios para recibir ayuda y porque contamos con el respaldo de nuestros hermanos en la fe...

         Les advierte a ellos, y también a nosotros, sobre el riesgo de la apostasía y nos muestra el valor de recordar las experiencias pasadas para fortalecernos espiritualmente...

Tenemos que mantenernos firmes en nuestras convicciones y obrar con madurez espiritual. No tenemos que dudar y menos fluctuar en nuestra esperanza, porque descansa en la fidelidad y en el poder de Dios...

         Para fortalecernos así, espiritualmente, es muy importante que los cristianos se ayuden mutuamente estimulándose al amor y al servicio cristiano y para recibir esta ayuda es fundamental que no dejemos de congregarnos, sobre todo ahora cuando la Segunda Venida de Jesucristo se va acercando...

         La comunión cristiana es vital para crecer espiritualmente. Por medio de ella somos contenidos, exhortados, animados y desafiados para servir, utilizando nuestros dones y talentos. Si dejamos de congregarnos perderemos esa contención y ayuda quedando a la merced de las presiones de nuestro enemigo, el Diablo, y de esta sociedad sin Dios...

         Esta exhortación que se nos hace, es muy valiosa actualmente porque miles de cristianos están dejando de congregarse por diversos motivos. En ocasiones notamos que cristianos van de templo en templo buscando emociones y beneficios que le permitan vivir sin sumir responsabilidades...

         Este es un peregrinaje que impide que crezcan y maduren espiritualmente y que se integren responsablemente asumiendo tareas en una congregación...

 

Cap. 11. LA FE: el autor de Hebreos, guiado por el Espíritu Santo, nos define la FE (en otros términos) como la Esperanza absolutamente segura de lo que cree es verdad y lo que espera ha de sobrevenir. No es la esperanza que mira hacia adelante con un anhelo ansioso. ES LA ESPERANZA QUE ENFRENTA EL FUTURO CON ABSOLUTA CERTEZA...

         No es la esperanza que se refugia en un quizás sino que se funda en una convicción... Esta esperanza cristiana es tal que dicta toda la conducta del hombre y domina su acción. El cristiano vive y muere en esta esperanza y, la posesión de esta esperanza, lo hace obrar como obra (W. Barclay, citado por Nonini). (1)

         Debemos hacer la diferencia entre Fe cristiana y “Pensamiento Positivo” que impera en esta sociedad humanista (donde el hombre es su propio dios)... La gran diferencia entre Fe cristiana y el Pensamiento positivo es que la primera se fundamenta en el Poder Soberano y Absoluto de un Dios que tiene nuestras vidas en sus manos. La segunda se fundamente en las fuerzas y poder absolutamente limitado, finito y voluble del ser humano.

         La fe nos permite aceptar lo que nuestra mente no puede concebir o comprender como por ej. la Creación de todas las cosas a partir de la nada. Todo lo que existe tiene un principio, menos Dios, nuestro Creador. Nunca podremos captar con nuestra mente limitada esta gran verdad. Por eso necesitamos conocer la Palabra de Dios y creer lo que se nos enseña: “En el principio creó Dios los cielos y la tierra” (Gen. 1:1)

         Los cristianos creemos que la Biblia es la revelación escrita de Dios. En consecuencia, regimos nuestras vidas por su contenido (2ª Ti. 3:14 al 17). En este maravilloso libro encontramos las biografías de hombres y mujeres que depositaron su fe en Dios creyendo lo que Dios les dijo y haciendo lo que Él les pidió que hicieran...

         Estos hijos de Dios vivieron de tal modo que recibieron su aprobación y se constituyeron en un ejemplo de vida para todos nosotros...

         Así, por ejemplo, en la sección anterior vimos a Enoc quien vivió agradando a Dios a pesar de las espantosas condiciones morales que imperaban en sus días (corrupción moral, social y espiritual). Sin embargo él vivió fielmente obedeciendo con la luz espiritual que tenía (mucho menor que la de nosotros). Su conducta ejemplar contrasta con la de su entorno...

         Por fe podemos vencer las tentaciones y vivir en santidad. La clave es CREER EN DIOS Y CREERLE SOLO A ÉL. Sólo de esta manera obedeceremos y haremos su voluntad. Hebreos establece un principio espiritual en este capítulo 11 que es muy importante: “Sin fe es imposible agradar a Dios” (11:6).(1)

         Es interesante al respecto sobre la vida del cristiano lo que dice San Agustín de Hipona: cuando somos pecadores sin Dios somos libres de escoger varias alternativas, pero la única alternativa que no podemos elegir en esa condición es la de NO PECAR...

 

         Antes de la caída, dice Agustín, teníamos libertad para NO PECAR Y PARA PECAR. Pero después de la Caída y antes de la Redención en Jesucristo, la única libertad que nos queda es la de pecar...

         Cuando somos redimidos, lo que sucede es que la Gracia de Dios obra en nosotros, llevándonos del miserable estado en que nos hallábamos a un nuevo estado, en el que queda reinstaurada nuestra libertad, tanto para pecar, como PARA NO PECAR. (2)

 

Vv. 20 al 22. Isaac, Jacob y José: Siguen los ejemplos que tenemos como testigos en este cap. 11. Por la fe en la promesa hecha a Abraham, su hijo Isaac y su nieto Jacob, bendijeron a sus descendientes confiando en que Dios cumpliría su Palabra. Isaac tuvo dos hijos, pero Dios escogió al menor, Jacob, quien tuvo doce hijos los que conformaron las doce tribus de Israel...

         Por su parte, cuando murió José, que rea uno de los hijos de Jacob, pidió que lo embalsamaran y preparen porque quería ser sepultado en la Tierra que Dios le había prometido a sus padres. Él creía absolutamente que un Día Dios les permitiría regresar de Egipto para poseerla finalmente...

 

Vv. 23 al 29. Moisés: Durante su larga y fructífera vida, este siervo de Dios confió absolutamente en Dios obedeciéndole con fidelidad. Su biografía nos desafía para que nosotros también sirvamos a Dios haciendo su Voluntad, aunque esto implique sufrimientos, incomprensión y soledad como Moisés...

         Por eso el autor de Hebreos expresa que Moisés vivió como “viendo al invisible” (v. 27). Es inspirador saber que nuestro Señor y Salvador también nos prometió su presencia: “Y yo estaré con ustedes todos los días, hasta el fin del mundo.» Amén (Mt. 28:20b). Si realmente creemos en su promesa, nosotros también podremos vivir como “viendo al Invisible” y hacer su Voluntad, sirviéndole con amor...

Vv. 30 al 40. Otros personajes con sus hechos: En estos versículos vemos a hijos de Dios que sostenidos por la fe en un Dios eterno y omnipotente, con promesas fieles, hicieron maravillas:

·          Conquistaron reinos, como David...

·          Hicieron justicia, como David y Salomón...

·          Alcanzaron promesas, como Abraham...

·          Taparon bocas de leones, como Daniel (Dn. 6:22)...

·          Apagaron fuegos impetuosos, como los adolescentes amigos de Daniel Sadrac, Mesac y Abed-Nego (Dn. 3:19 al 27)...

·          Evitaron filo de espada o la muerte como Elías quien escapó de la amenaza asesina de la reina Jezabel (1ª R. 19)...

·          Se hicieron fuertes en la batalla; pusieron en fuga a ejércitos extranjeros, como los Jueces del antiguo Israel y a aquellos reyes del Pueblo de Dios que se mantuvieron fieles en fe a las promesas de Dios, venciéndolos milagrosamente como en el caso del rey Josafat (2ª Cr. 20)...

·          Las mujeres recibieron a sus muertos resucitados como la mujer sunamita (2ª R. 4:18 al 37)...

·          Otros, no aceptaron el rescate y prefirieron morir como mártires. (1). La palabra indica en su original que fueron azotados hasta morir tras ser atados a algún tipo de enrejado (cp. 2ª Macabeos 6 y 7, de los libros apócrifos – que deben ser tomados como históricos, pero no para sentar doctrina – cita la historia de Elezar y la madre de siete hijos que murieron como mártires) (3)

·          Muchos experimentaron vituperios y azotes en las cárceles y prisiones, (1) como José (Gn 39), Micaías (1ª R. 22:27), Eliseo (2ª R. 2:23), Hanani (2ª Cr. 16:10), Jeremías (Jer. 20:1 al 6 y 37:15) y otros (2ª Cr. 36:16) (3)

·          Algunos fueron apedreados, como el fiel Nabot (1ª R. 21:13)

·          Aserrados, como Isaías que según la tradición Judía, fue aserrado por el rey Manasés. (1)

·          Apedreados como el profeta Zacarías (hijo del sacerdote Joiada) (Mt. 23:35)...

·          Muertos a filo de espada, como Urías el profeta (Jer. 26:23)...

·          Anduvieron de acá para allá. Muchos del Pueblo de Dios sufrieron pobreza y persecución extremas (cp. Sal. 107:4 al 9) (3)

         Todos ellos tenían fe en el cumplimiento definitivo de las promesas eternas contenidas en el pacto (v.13). La fe de los santos del Antiguo Testamento miraba con anticipación la Salvación prometida, mientras que la fe de aquellos que vinieron después de Jesucristo hace una mirada retrospectiva al cumplimiento perfecto de esa promesa: ambos grupos se caracterizan por una fe genuina y son salvos por la obra expiatoria de Cristo Jesús en la cruz (cp. Ef. 2:8 y 9) (3)

 

CONCLUSIÓN:

         El ejemplo de vida de todos estos testigos, más las renovadas promesas de Dios y la obra de Cristo Jesús en la cruz, nos dan más herramientas para seguir perseverando con la fe...

         PERO LA RESPONSABILIDAD QUE TENEMOS LOS CRISTIANOS DELANTE DE DIOS ES SUPERIOR A LA DE LOS JUDÍOS EN VIVIR POR LA FE, PORQUE A DIFERENCIA DE ELLOS NOSOTROS, ADEMÁS, TENEMOS (SLIDE):

1.    Al Espíritu Santo como nuestro gran Consolador y ayuda constante (Jn 16:7)...

2.    A Cristo Jesús, nuestro Salvador y Señor, intercediendo en el Cielo intercediendo como abogado delante de Dios Padre por nosotros (1ª Jn 2:1)...

3.    A la Biblia, La Palabra de Dios, que nos guía en nuestro andar diario (Sal. 119:105)...

4.    La Comunidad de la Iglesia que nos cobija y nos ayuda (Hch. 12:4 y 5)...

 

         Así vemos que los testimonios de la vidas de estos santos hombres y mujeres de Dios, tiene por fin:

·          Enseñarnos lo que es creer y qué es lo que implica.

·          Sacudir a los destinatarios de esta carta, y por ende a nosotros también, que tienen dudas, y a desafiarlos y desafiarnos para que permanezcamos firmes en la fe a pesar de las diversas pruebas que estemos experimentando... Estos ejemplos también deben animarnos y fortalecernos espiritualmente a todos los que leemos esta carta escrita a los Hebreos, y a nosotros, para que perseveremos hasta el fin. (1)

 

         ¿A quién creeremos? A los ABSOLUTOS DE DIOS o a los RELATIVOS de esta sociedad. Como dice Francis Schaffer en la serie de vídeos que estamos analizando en la Esc. Bíblica de Verano, ¿Cómo debemos vivir entonces?, los únicos que pudieron prevalecer a los embates e inestabilidades de esta sociedad corrupta y cambiante fueron los que abrazaron los ABSOLUTOS DADOS POR DIOS.

 

         Cerraremos viendo un ejemplo de un cristiano que vivió a su manera siguiendo sus propios impulsos humanos y sus consecuencias y luego, cuando puso su fe en Dios para su restauración, los resultados que tuvo y las consecuencias futuras. Ver link: https://www.youtube.com/watch?v=9lJr5nmFK5g

 

¡S.D.G!

 

BIBLIOGRAFÍA:

 

1.- CRISTO SUPERIOR A TODO. Rogelio Nonini. Edit. Distribuidora Alianza.

2.- HISTORIA DE LA IGLESIA. LA ERA DE LOS GIGANTES. Tomo II. Justo Gonzalez. Edit. Caribe.

3.- BIBLIA DE ESTUDIO MAC ARTHUR. VRV 1960. Edit. Grupo Nelson.


print
  Comentarios

Sin comentarios.

Sólo usuarios registrados en el sitio pueden ingresar comentarios. Si Usted aún no se encuentra registrado puede hacerlo ahora haciendo click aquí.

Iglesia Jesucristo Rey - Dean Funes 1080 - Córdoba - (5000) - Argentina - Tel. +54 (351) 422-0865