viernes, agosto 18, 2017

Get Adobe Flash player

Horarios

Culto día Domingo

Todos los domingos a las 10:00 horas

 
Culto día Sábado

Todos los sábados a las 20:00 horas

 
Escuela Bíblica para Niños

Domingos 10:00 hs.

 
Adolescentes

Recreación: Sábados 18 hs. 

 
Pre-Adolescentes

Recreación: Sábados 18 hs.

 

ÉL ES DIGNO DE TODA NUESTRA ADORACIÓN - Is 6:1 al 8 , Heb 13:15

Autor: Rubén Salcedo
Publicado: 13/dic/2015
Categorias: Series de Estudios,Diseñados para adorar

 

Esta serie de meditaciones son compilaciones de la literatura cristiana referida en la Bibliografía, como es mi costumbre hacer.
 
“Adorar es avivar la conciencia mediante la Santidad de Dios, alimentar la mente con la Verdad de Dios, purgar la imaginación con la belleza de Dios, abrir el corazón al Amor de Dios y dedicar la voluntad al propósito de Dios”. - William Temple.
 
            Para empezar, recordemos el significado etimológico de las palabras que se abarcamos con este estudio:
     ADORACIÓN: Su significado hebreo indica Postración”.
     BENDECIR: Significa literalmente Arrodillarse”.
     ACCIÓN DE GRACIAS: Se refiere a Extender las manos”.
 
            El Apóstol Pedro nos insta a que como nuevos sacerdotes de Cristo Jesús ofrezcamossacrificios espirituales”, lo cual significa “anunciar las virtudes de Aquel que nos llamó de las tinieblas a su Luz admirable” (1a P. 2:5 y 9)…
            Los Apóstoles sabían de lo que hablaban y enseñaban a los discípulos de Cristo Jesús. En el caso de Pedro y Juan habían salido del Sanedrín con las espaldas ensangrentadas, pero con los labios llenos de alabanzas al Dios y Señor (Hch. 5:41)…
            El Apóstol Pablo y su compañero de misiones, Silas, llenaron la cárcel de Filipos con sus canciones de alabanzas al Dios de la Eternidad (Hch. 16:25)… Cada uno de estos discípulos del Señor Jesús estaban ofreciendo sacrificios de alabanzas y adoración…
            Cabe resaltar que, en este sacrificio de alabanza y adoración, la alabanza tomamos conciencia de que las emociones necesitan ser llevadas totalmente al acto de adoración. La adoración que se limita a ser solamente cerebral es una aberración, indica Richard Foster…
            Los sentimientos son una parte legítima de la personalidad humana y deben emplearse en la adoración. El hecho de que hagamos esta declaración no significa que nuestra adoración debe hacer violencia a nuestras facultades racionales, pero sí significa que nuestras facultades racionales por sí solas, son inadecuadas. (1)
 
TEOLOGÍA DE LA ADORACIÓN: (SLIDE)
            Según Mt. 12:30, en el orden de las prioridades divinas, la adoración va primero y, en segundo lugar el servicio. En nuestra vida se debe acentuar la alabanza, la Acción de Gracias y la adoración…
            El servicio fluye de la adoración. Cuando el servicio se convierte en sustituto de la adoración, es IDOLATRÍA. La actividad puede llegar a ser la enemiga de la Adoración, dice Richard Foster. (1)
 
            Según el pasaje leído en Is. 6:1 al 8 se nos dice que los serafines (custodios de la santidad de Dios) de sus seis alas, cuatro las usaban para adorar y solo dos las usaban para servir…
            Así este pasaje nos indica que la espera reverente en Dios es más importante que un servicio activo… LA ADORACIÓN TIENE PRIORIDAD MÁS ALTA QUE EL SERVICIO. (2)
 
            El gran ministro de la Palabra de Dios de fines del siglo pasado, A.W TOZER, escribió:
La esencia de la IDOLATRÍA consiste en tener pensamientos acerca de Dios que sean indignos de Él”.
 
LA SANTIDAD DE DIOS:
            Necesitamos urgentemente comprender quién es Dios leyendo lo relacionado con la revelación que él mismo hizo de Sí mismo a su antiguo pueblo Israel, meditando en sus atributos, fijar la mirada en la revelación de su naturaleza a través de Jesucristo…
            La penetrante pecaminosidad de los seres humanos se hace evidente cuando se la contrasta con la radiante santidad de Dios (Is. 6:5)…
            La bondad de Dios, su fidelidad, justicia y misericordia son atributos de Él, de los cuales puede verse en su trato con su Pueblo. Sus bondadosas acciones no solo están grabadas en la historia sino también en la biografía personal de cada uno de nosotros…
            El Apóstol Pablo dijo que la única respuesta razonable para este cuadro es nuestro culto de adoración (Ro. 12:1), alabándole a Él por lo que es y dándole gracias por lo que ha hecho para con nosotros. (1)
            Aparte de la Santidad de Dios, hay muchos otros atributos en las Sagradas Escrituras que podemos enfatizar durante la lectura y el canto de porciones de porciones de himnos de nuestra adoración. Así, se nos enseña que:
·         La Luz esplendorosa de Dios, según Is. 60:19 y 1a Jn. 1:5.
·         La fidelidad, inmutabilidad y compasión de Dios acorde a Lam. 3:22 al 23.
·         La Grandeza y el Poder de Dios, conforme se nos enseña en Sal. 68:34.
·         Otros atributos se detallan en 1a Ti. 1:17 y ha sido provisión para hermosos himnos.
 
            Como Pueblo de Dios necesitamos reflexionar regularmente en los atributos de Dios y, como indica J. Mac Arthur, nuestros cultos de adoración comunitaria deberían incluir himnos que nos recuerden quién es Dios…
 
LA PECAMINOSIDAD DEL HOMBRE:
            En el pasaje leído al comienzo, cuando se enfrentó a la Gloria de Dios, Isaías confesó: “¡Hay de mí! Que soy muerto; porque siendo hombre inmundo de labios, y habitando en medio de pueblo que tiene labios inmundos, han visto mis ojos al Rey” (Is. 6:5)… Y ESTA DEBERÍA SER NUESTRA ACTITUD COMO CREYENTES...
            Isaías, consciente de esta realidad, escribe en el cap. 64:6 que “todos nosotros somos como suciedad, y todas nuestras justicias como trapo de inmundicia”Hoy en día nosotros no nos consideramos como inmundos
            Hasta nuestras canciones están procurando usar letra más amigables para acomodarse suavemente al pecado
            En Zacarías 3:3, Josué está vestido con ropas viles ante un ángel. Allí, la palabra del Antiguo Testamento traducida para “viles” es un adjetivo que viene de una raíz que quiere decir “excremento”…
            La forma en que Dios ve el pecado del hombre es y ha sido siempre la misma ya que como Dios que tiene el atributo de ser Inmutable, Él NO ha cambiado…
            Debemos tener cuidado de vernos a nosotros mismos como superiores a otros. Si nuestra actitud es de autosuficiencia y de pensar de que vivimos y servimos en la Iglesia mejor que la mayoría, nuestra adoración deberá calificarse simplemente como ritual, deshonesta, altiva y carente de cualquier forma de autoexamen como el fariseo de Lc. 18:11 y 12…
 
LA SOLUCIÓN DE DIOS:
            En Is. 6:6 y 7 se nos muestra el atributo divino de MISERICORDIA, ejemplificándose por medio de la orden de Dios de santificar con brasas divinas al profeta y así queda libre, libre para vivir para Dios, libre para servir a Dios, libre para honrar a Dios y libre para adorar a Dios (2)
            El Evangelio de Jesucristo ha sido el Carbón candente extraído de las misma persona de Dios para santificarnos y hacernos aptos para adorarle, bendecirle y servirle en integridad y devoción.
            Así, este pasaje leído de Isaías nos enseña aspectos importantes al momento de Adorar:
     Vv. 1 al 4: Adoración.
     Vv. 5: Confesión.
     Vv. 6 al 7: Limpieza y perdón obtenidos de Dios luego de la confesión.
     Vv. 8: Decisión de servirle.
 
CONCLUSIÓN:
            Si la adoración no nos cambia, no ha sido adoración… Como dijo el Señor Jesucristo, hablando sobre los resentimientos, no podemos entrar verdaderamente en adoración a Él sino que tendremos que dejar nuestra ofrenda de adoración y reconciliarnos primero (Mt. 5:23 y 24)…
            En la Adoración a Dios un poder creciente se abre camino hacia el santuario de nuestro corazón, una creciente compasión surge del alma ya que los resentimientos no pueden mantenerse con la misma tenacidad cuando entremos en su bondadosa y misericordiosa Luz…
            Adorar es cambiar. Si la Adoración no nos impulsa hacia una mayor obediencia, no ha sido adoración… Así como la adoración comienza con una santa expectación, termina con una santa obediencia…
            La santa obediencia salva a la adoración de convertirse en un opio, un escape de las apremiantes necesidades de la vida moderna… La adoración nos capacita para oír claramente el llamado al servicio, de tal modo que podemos responder: “Heme aquí, envíame a mí” (Is. 6:8)…
            La auténtica adoración nos impulsará a unirnos a la guerra que libra el Cordero de Dios contra los poderes demoníacos en todas partes, tanto a nivel personal, social como institucional…
            Cristo Jesús, el santo Cordero de Dios, es nuestro Comandante en Jefe. Recibimos sus órdenes para cumplir el servicio y salimos a luchar con maravilloso Poder de nuestro Señor y Dios. (1)
 
¡S.D.G!
 
BIBLIOGRAFÍA:
1.- ALABANZA A LA DISCIPLINA. Richard Foster. Editorial Betania.

2.- PIENSE CONFORME A LA BIBLIA. Cómo recuperar el punto de vista cristiano. John Mac Arthur. Editorial Portavoz. 


print
  Comentarios

Sin comentarios.

Sólo usuarios registrados en el sitio pueden ingresar comentarios. Si Usted aún no se encuentra registrado puede hacerlo ahora haciendo click aquí.

Iglesia Jesucristo Rey - Dean Funes 1080 - Córdoba - (5000) - Argentina - Tel. +54 (351) 422-0865