jueves, diciembre 14, 2017

Get Adobe Flash player

Horarios

Culto día Domingo

Todos los domingos a las 10:00 horas

 
Culto día Sábado

Todos los sábados a las 20:00 horas

 
Escuela Bíblica para Niños

Domingos 10:00 hs.

 
Adolescentes

Recreación: Sábados 18 hs. 

 
Pre-Adolescentes

Recreación: Sábados 18 hs.

 

METAMORFOSIS ESPIRITUAL II - San Juan 3:11-21

Autor: Miguel Micolini
Publicado: 03/jul/2016
Categorias: Series de Estudios,Guía para alcanzar la Vida Eterna

 

Hay enfermedades que son mortales, independientemente de los recursos de la persona. Quien tenga acceso a servicios de salud de excelencia o no, no la superara de todos modos. Pero en algunos casos, como por ejemplo una neurocirugía o intervenciones a corazón abierto, la medicina de alta complejidad puede marcar una diferencia.  Testimonio personal.  Hace unos años había en Córdoba tres neurocirujanos prestigiosos, en tres instituciones de salud diferentes…

El encuentro entre Jesús y Nicodemo, desde el punto de vista de este último, era algo similar a una consulta entre especialistas. En este caso, en cuestiones espirituales. Nicodemo por un lado, un hombre de carrera religiosa exitosa reconocido desde hace mucho, y Jesús un nuevo maestro (rabí) avalado por señales milagrosas.
 
Hay que dirimir y/o detallar cuatro consideraciones:
- La competencia.
- El asunto o problema a tratar.
- El proceder correcto o solución.
- El resultado
 
 
I- LA COMPETENCIA      vs. 3:11-14
 
Dijimos que Nicodemo reconoce en Jesús a un maestro, pero él en realidad es Dios. JESUS ES DIOS. Entendemos como competencia, aquella virtud que convierte a una persona en interlocutor válido, capacitado para encarar  un área en la que es un experto y entendido.  Jesús, como Dios, es el inspirador de las escrituras, no es un “maestro en ellas”. Esta tensión para reconocer la extremísima  cualificación de Jesús se nota, en varios detalles.
 
- Nicodemo va de noche. No quiere ser visto consultando a Jesús. Ejemplo de los médicos.
- Jesús propone el tema. No le consulta a él. Tal muestra el pre conocimiento mencionado al final del cap. 2.
- El tema propuesto (el nuevo nacimiento), no era Nicodemo competente de entenderlo, lo explica dos veces.  Ni podía, para entender el nuevo nacimiento paradójicamente hay que nacer de nuevo.  1 Co. 4 hombre naturalà evangelio es locura.
- Sabemos... de Nicodemo ( v.2) vs. Sabemos de Jesús v.11.  Tu que eres el ”Maestro de Israel” no sabes estas cosas?...
- Lo que lo capacita  a Jesús es que él bajo del Cielo, y por lo tanto, puede dar testimonios de las cuestiones celestiales.
 
Esta competencia hoy está en nuestras manos. Aunque no vinimos del cielo, al cielo vamos y somos EMBAJADORES DE CRISTO (cita).  Somos nosotros los competentes para hablar de cosas espirituales, los que hemos experimentado ya el nuevo nacimiento, vamos a entrar al cielo (al Reino de Dios) y como veremos luego tenemos Vida Eterna.
 
ES IMPORTANTE que no descuidemos esta labor, debido a la urgencia del evangelio.  San Agustín decía:  “Predica siempre y cuando sea necesario habla”, se refiere a la INTEGRIDAD necesaria del que habla. No quiso con eso justificar nuestro silencio.  Dios nos ha dado el “Ministerio de reconciliación”. (2 Co. 5: 18) y la “Palabra de reconciliación” (ibis. V.19)
 
Tu simple testimonio, es muy útil.  Tres elementos:
 
1- Lo que era antes (oruga, usando ejemplo de sermón anterior),
2- Como fui transformado.
3- Mi vida con Cristo (como mariposa).
 
Evitemos términos de nuestra subcultura “evangélica” y mencionemos algún texto de la Palabra de Dios.
Por otro lado, nuestra incapacidad para salvarnos debe ser reconocida... Como respondes si Dios te preguntare:
 
 
¿Por qué debo dejarte entrar al Cielo?
NICODEMO NECESITABA DEJAR SU CONFIANZA EN SI MISMO, SU PREPARACION, HABILIDADES, etc.
 
 
II- El ASUNTO CLAVE   (vs. 3:15-17)
 
El asunto que Jesús propone inicialmente es ver y/o entrar al Reino de Dios. Para lo cual propone la condición necesaria del “Nuevo Nacimiento”.  Para luego concluir y redifinir el tema como “TENER LA VIDA ETERNA”. TODOS IMPLICAN LO MISMO. JESUS VINO A SALVAR AL MUNDO. DIOS NOS AMA INCONMENSURADAMENTE.
 
 
¿Si murieras hoy mismo estas seguro que irías al cielo?
 
 
III- EL PROCEDER CORRECTO O LA SOLUCION      (vs. 3:15-21)
 
La respuesta es de “especialista” a “especialista”. Ver en detalle esto es muy importante. De los varios “tipos” de Jesús en el AT, el elegido es el relato de la serpiente de Bronce, relato que podemos leer en Números 21. Los israelitas habían pecado, quejándose de Dios y Moisés, y por ellos vinieron víboras venenosas que los mordían y estaban muriendo. Ellos se arrepienten y piden a Moisés que interceda por ellos ante Dios, quien le indica realizar una serpiente de bronce que debía ser levantada, de modo tal que, quienes la mirasen serian salvados de la muerte.
 
Notemos:  la solución no era preventiva, sino curativa. En segundo lugar nada debían realizar para curarse, solo mirar (por cierto creer! en la solución que Dios proponía). Y por último recordemos que la serpiente es un animal maldito. Similitudes con Jesús en la cruz:
 
- Nacemos pecadores, y luego lo somos por hecho. Estamos  ”mordidos” y condenados. Ro. 3:23
- Solo creer en lo que Dios ha indicado, creer en el sacrifico de Cristo, es la única confianza válida para recibir la salvación.
- Para eso fue necesario que Jesús se hiciera pecado (cita) y fuera maldito en sustitución nuestra (cita).
 
Solo con mirar la cruz de Cristo con FE, de manera  suficiente y exclusiva, los hombres pueden entrar al Reino de Dios, nacer de nuevo y tener la Vida Eterna.
 
El motivo por lo cual no se cree, es porque no se quiere cambiar. Si en verdad creemos que Jesús fue muerto por nuestros pecados, la consecuencia natural y lógica es dejar de practicarlo. Esto nos habla de la necesidad de ARREPENTIMIENTO. FE y ARREPENTIMIENTO van juntos, en aquellos que verdaderamente buscan vivir una vida para Dios.
 
 
IV- EL RESULTADO
 
LA ELECCION DE NO CREER PARA NO CAMBIAR SU VIDA CONFORME A LO QUE DIOS INDICA CONDENA DEFINITIVAMENTE A LOS HOMBRES.
 
Una Fe autentica, necesariamente se verá en una cambio de conducta.  ARREPENTIMIENTO, es la condición que evidencia la certeza de haber ejercido una Fe verdadera. Cuando miro a Cristo en la cruz, y creo que lo hizo para ocupar mi lugar, el que merecía por obras malas ¿Cómo no cambiar y practicar la verdad  y hacer obras en Dios?       
 
Amén.
 
 

BIBLIOGRAFIA:
- John Mac Arthur. COMENTARIO MAC ARTHUR DEL NUEVO TESTAMENTO – EVANGELIO DE JUAN –– Editorial Portavoz.
-  Programa de formación evangelística: “Evangelismo Explosivo”. Ed. FAUSSET JAMIESON Y BROWN. “Comentario Exegético y Explicativo  de la Biblia” Ed. Casa Bautista de Publicaciones.
- Luis Palau. “Comentario Bíblico del Nuevo Continente” Ed. Unilit.
- Recursos en web: Definiciones:  http://www.rae.es. Sinónimos:/ http://www.wordreference.comSugel Michelen. Sermón “Mira y vivirás”. http://www.sermonaudio.com
 

print
  Comentarios

Sin comentarios.

Sólo usuarios registrados en el sitio pueden ingresar comentarios. Si Usted aún no se encuentra registrado puede hacerlo ahora haciendo click aquí.

Iglesia Jesucristo Rey - Dean Funes 1080 - Córdoba - (5000) - Argentina - Tel. +54 (351) 422-0865