jueves, octubre 19, 2017

Get Adobe Flash player

Horarios

Culto día Domingo

Todos los domingos a las 10:00 horas

 
Culto día Sábado

Todos los sábados a las 20:00 horas

 
Escuela Bíblica para Niños

Domingos 10:00 hs.

 
Adolescentes

Recreación: Sábados 18 hs. 

 
Pre-Adolescentes

Recreación: Sábados 18 hs.

 

LA OBRA DE LA REDENCIÓN DE JESUCRISTO - Juan 3:16

Autor: Rubén Salcedo
Publicado: 18/sep/2016
Categorias: Series de Estudios,Guía para alcanzar la Vida Eterna

 

 LA OBRA DE LA REDENCIÓN DE JESUCRISTO

¡S.D.G.!

Título de la serie: GUIA PARA ALCANZAR LA VIDA ETERNA

LECTURA: Juan 3:16 (SLIDE)

INTRODUCCIÓN:

Existe una profunda necesidad de una correcta enseñanza sobre la importantísima doctrina de la obra expiatoria de Cristo Jesús en la Cruz del Calvario. Contra los que argumentan que no deberíamos preocuparnos de doctrinas y teorías sobre este tema sino contentarnos con el hecho de la Redención debemos replicar que nuestra correcta interpretación de la Obra de la Cruz de Jesucristo determina nuestra concepción de Dios y ésta, a su vez, determina no solo nuestra teología, sino también nuestra religión y nuestra manera de vivir

La Obra de la Cruz no es un hecho desnudo sino que ocupa un lugar destacado en la revelación divina y encierra un contenido de suma importancia tanto en la predicación del Evangelio como en la vivencia que comporta… EL CAMINO DE LA SALVACIÓN NO ES UNA EXCLAMACIÓN SINO UNA PROCLAMACIÓN…

La Redención es aquella necesaria Satisfacción de las demandas de Dios como Amor Santo, que Él mismo, en la persona de Dios-hombre, ha provisto por medio de los voluntarios sufrimientos penales de Jesucristo como sustituto por los pecadores

La Redención es una obra Trinitaria: Dios Padre (Principio sin principio) envía, por amor al mundo (Jn. 3:16), a su Hijo; el Dios Hijo es la única persona divina que recibe sobre sí (asume) una naturaleza humana, con la cual vive y muere en este mundo; el Espíritu Santo aplica la obra realizada en el mundo por el Dios Hijo. Dios Uno y Trino decreta y provee dicha redención (SLIDE)…

Dios ha adquirido libre y soberanamente consigo mismo, al establecer su relación con la humanidad en forma de pactos; pactos, que no debe hacernos olvidar, en los que Dios es el único Contratante; el hombre, el único beneficiario...

Si tomamos conjuntamente Ro. 5:12 al 21; 1a Co. 15:21, 22, 45 al 49 y He. Cap. 8 al 10 nos daremos cuenta de dos verdades fundamentales:

1) Que la obediencia de Cristo Jesús, como cabeza de la Nueva Humanidad, es el elemento formal decisivo para que pase a la nueva familia la vida, del mismo modo que la desobediencia de Adán, como cabeza solidaria de la antigua humanidad, lo fue para la muerte y condenación de la misma (Ro. 5:19; Fil. 2:8; He. 10:7 al 10)…

2) Que la expiación sacrificial por el pecado es el elemento material para que alcance justificación, inducida por el pecado de Adán (Is. 53:5 al 11; Fil. 2:8; He. 2:9; 9:22; 10:4 al 6, 12 al 14)…

Ambos elementos referidos (obediencia y sufrimiento – expiación sustitutiva –) son indispensables para que Dios efectúe y selle en el Calvario el Pacto de Gracia (2a Co. 5:19; He. 10:29)…

La Obra de la Redención estaba destinada a salvar a la humanidad caída, haciendo reversible toda la obra de la perdición del hombre por el pecado… Jesucristo vino a destruir la obra del pecado en todas sus lamentables consecuencias y manifestaciones…

El pecado es a) un ataque frontal a la Santidad de Dios, que quebranta su Ley y lesiona los derechos de su Santidad… b) Es una mancha que contamina al ser humano entero, la cual necesita ser lavada con sangre (Ap. 7:14; 22:14)… c) Convierte al hombre en enemigo de Dios por menospreciar su bondad (Ro. 2:4)… d) Hace del hombre un esclavo del pecado y del demonio…

La vida humana manchada, enemistada con Dios y esclavizada necesita ser reparada.

De allí que la Palabra de Dios nos presente la Obra Redentora de Jesucristo bajo cuatro aspectos particulares: Propiciación, Expiación, Reconciliación y Rescate…

 

1.- ASPECTO PROPICIATORIO DE LA OBRA DE JESUCRISTO:

La palabra Propiciación deriva de Propiciatorio, nombre dado a la tapa del Arca del Pacto que cubría  el contenido de la Ley de Dios. Era de oro, símbolo de pureza y amor. La misma era cubierta por la presencia de Querubines (guardianes de la Gloria de Dios, según Gen. 3:24; Ex. 1:13; 14:27 y 28) con sus alas extendidas…

La palabra hebrea “kipper”, de donde deriva el término “Yom Kippur” o Día de la Expiación, indica obtener perdón del pecado mediante la propiciación de Dios y la expiación de la culpa. De ahí la importancia de esta festividad en el pueblo judío…

Se observa en Lev. 16 que en ese Día del Perdón, el Sumo Sacerdote judío entraba, por única vez en el año (He. 9:12, cita de Lev. 16:15) portando la sangre de un macho cabrío en expiación por el pecado del pueblo…

Dios es Amor, y su atributo supremo es la Santidad; su Ley es la expresión de su Santidad, y la Cruz de Jesucristo es la expresión de ese amor…; el Amor de Dios, entonces, puede fluir sin trabas hasta el pecador sin comprometer su Santidad...

 

2. ASPECTO EXPIATORIO DE LA OBRA DE LA CRUZ DE JESUCRISTO.

El aspecto expiatorio de la obra sacrificial de Cristo Jesús en la Cruz es como el otro lado de una misma moneda respecto a la Propiciación vista en el punto anterior…

El término hebreo “kuppar” se usaba para expresar las letras de un documento que eran borradas al ser tachadas por el mismo estilete que se usaba para escribir… Expresa la idea de anular (Is. 28:18) y, más frecuentemente, limpiar o expiar (Is. 6:7; 22:14; 27:9), quedando libre de cargos al recibir perdón (Ex. 29:33; Nm. 35:33)…

En Hch. 3:19 se usa un término que indica blanquear, más que borrar. Finalmente en 1a Jn. 1:7 usa el verbo griego “katharizo” 

“Pero si vivimos en la luz, así como él está en la luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de Jesús, su Hijo, nos limpia de todo pecado”.

Aquí indica limpiar, en el presente indicativo, lo que indica una acción tan continua como pueda ser la de las caídas del pecado

 

3.- ASPECTO RECONCILIATORIO DE LA OBRA DE JESUCRISTO EN LA CRUZ: 

Los sacrificios del Antiguo Testamento solo podían cubrir los pecados hasta que fuese la Sangre de Jesucristo, el Cordero de Dios, la que efectuase la verdadera remisión  que aquellos sacrificios prefiguraban pero no efectuaban (Ro. 3:25)…

El juicio divino se demoraba solo temporalmente. Esta actitud divina estaba basada en la paciencia (Ro. 3:25) mientras que la propiciación operada por medio de la Sangre de Jesucristo está basada en la Justicia…

Como indica 2a Co. 5:19 y 20, Dios mismo estaba efectuando la reconciliación del mundo con él mismo (Dios) en la obra de Cristo Jesús; es decir, estaba cambiando completamente la posición del mundo en su relación con Dios…

Por lo tanto, Dios Padre estaba en la Cruz del Calvario descargando los pecados de nuestra “cuenta” y cargándolos en la “cuenta” de Jesucristo…

 

Al hombre le queda solo poner de su parte , por medio de la fe y del arrepentimiento, lo que le corresponde personalmente para hacer suya la Reconciliación efectuada globalmente en la Cruz del Calvario…

 

4. ASPECTO ESTRICTAMENTE REDENTOR DE LA OBRA DE JESUCRISTO EN LA CRUZ:

En un término específico, la palabra Redención se muestra en la Palabra de Dios la re-compra que Dios hizo de nosotros por medio del precio pagado en la Cruz del Calvario. En 1a P. 1:18 y 19 la palabra  “rescate” indica pagar el precio por medio del valor de la Sangre preciosa de Jesucristo…

En Ex. 6:6; Lev. 25:25; Rut 4:4 al 6; Sal. 72:14; 106:10; Is. 43:1 se usa el término hebreo “goel” que indica el pariente más cercano para efectuar el rescate o para vengar la sangre de un pariente. Este aspecto de la Redención es el que obligó al Hijo de Dios a bajar a este mundo y hacerse hombre para ser un perfecto pariente nuestro (He. 2:11 al 14)…

Así, Jesucristo cumple mejor que nadie las cuatro condiciones que ponía la Ley de Dios: 1) Ser pariente, 2) capacitado para pagar el precio (Hch. 20:28), 3) Libre de la desgracia que había sobrevenido al pariente en dicha desgracia (He. 4:15; 7:25; Jn. 8:46; 1a P. 2:22), 4) Estar deseoso de hacerlo  (He. 10:5 al 7)…

 

CONCLUSIÓN:

Cuando todos los términos estudiados se presentan en su conjunto a nuestra vida, podemos darnos cuenta mejor del significado profundo y maravilloso que en sí encierra la obra sacrificial de Jesucristo en la Cruz del Calvario…

Todas estas consideraciones no solo sirven de alimento, estímulo e inmensa gratitud para el corazón de los cristianos, sino que nos capacitan para presentar el Mensaje de Salvación de una manera correcta y completa, de acuerdo con la Palabra de Dios. (1)

Dos conclusiones además es importante que nos llevemos: Dios nos rescató para ser libres y no para que continuemos esclavos del pecado, por lo que tenemos que acercarnos a Él, fuente inagotable de Vida y Luz para que no sigamos muertos en nuestros delitos y pecados…

El Dios Eterno ha hecho una obra maravilloso con todos sus hijos y al ver a este León de Judá que ha hecho semejante milagro, nos hace postrarnos en temor reverente delante de su presencia, como tan maravillosamente lo describe C.S. Lewis en sus Crónicas de Narnia y que lo recita Jesús Adrian Romero en la presente obra musical como cierre de esta meditación (https://www.youtube.com/watch?v=OtWOQnMwvag) 

¡S.D.G.!

BIBLIOGRAFÍA. Selecciones extraídas de:

1.- CURSO DE FORMACIÓN TEOLÓGICA EVANGÉLICA. Tomo IV. La Persona y la Obra de Jesucristo. Francisco Lacueva. Edit. Clie.

 

print
  Comentarios

Sin comentarios.

Sólo usuarios registrados en el sitio pueden ingresar comentarios. Si Usted aún no se encuentra registrado puede hacerlo ahora haciendo click aquí.

Iglesia Jesucristo Rey - Dean Funes 1080 - Córdoba - (5000) - Argentina - Tel. +54 (351) 422-0865