jueves, abril 24, 2014

Get Adobe Flash player

Cumulus Tag Clouds requires flash and javascript

Horarios

Reunión Central

Domingos 10:30 y 19:30 hs.

 
Reunión de Oración

Sábados 21:10 hs.

 
Jóvenes (Estudio Bíblico)

Miércoles 20:30 hs.

 
Niños (3 a 13 años)

Escuela Bíblica para Niños en simultáneo a Reunión Central

 

CUANDO LOS VIENTOS SE TRANSFORMAN EN TEMPESTADES - Hechos 27:13-18

Autor: Rubén Salcedo
Publicado: 26/ago/2007

This text will be replaced

 

INTRODUCCIÓN

Esta es, podríamos decir, la segunda etapa del viaje del apóstol Pablo a Roma. Guiados por su sabiduría humana los tripulantes de la embarcación deciden arriesgarse a ir más allá de lo recomendado por el apóstol Pablo.

Cuando los vientos se transforman en tempestadesUn viento del sur es lo que necesitaban y debió haberlos llevado a destino en unas cuantas horas. Sin embargo, el viento del sur (como solía ocurrir) cambió repentinamente a una tormenta huracanada del norte de esta región (Viento “Euroclidón o Euraquilo”) que los sacó de su curso de navegación, navegando a la deriva durante 14 días.

Con vientos favorables en su vela mayor, estos barcos podía cubrir cerca de 50 millas marítimas a la luz del día , o 90 millas  en 24 hs; pero presentaban muy poca resistencia a un viento poderoso que fuera a favor de la dirección que ellos querían evitar.

      

Los barcos de entonces, a menudo tenían un sólo mástil y en él se izaba una vela cuadrada. Con semejante vela no podían aventurarse en viento fuertes. Y lo peor era que, el mástil único y la gran vela hacían tanta fuerza sobre la estructura de la nave durante la tormenta, que muchas veces la desarmaban y el navío zozobraba.

Para evitar esto, en esta ocasión, atortoraron el barco. Es decir, pasaron cables por debajo y alrededor del mismo, ajustándolo con ganchos de manera que literalmente mantenían al barco unido como si se tratara de un paquete atado.

De pronto, aquellos vientos favorables que prometían un buen viaje y pronosticaban un excelente viaje con un pronto arribo a destino, se transforma en una terrible tempestad que amenaza con destruir el barco y a sus tripulantes... LO ÚNICO QUE PUEDEN HACER ES DEJARSE LLEVAR A LA DERIVA, ABANDONADOS A SU PROPIA SUERTE.

Sin embargo algo sucedió que evitó el desastre de toda nave y, peor aún, de toda la tripulación. Pablo tomó el mando. El prisionero se convirtió en capitán, debido a que era el único hombre que todavía tenía coraje.

Los paganos de aquellos tiempos sentían que aquellos que morían en el mar nunca entraban en el reino de los muertos; en vez de eso sus almas vagaban errantes para siempre por encima de las aguas en las que habían perecido.

Así, estos hombres evaluaban la sinceridad de los filósofos (por ej., Aristipo) de acuerdo con la calma que mostraran bajo presión. Un verdadero filósofo consecuente con sus enseñanzas permanecería tranquilo en una tormenta peligrosa dentro del mar.

Seguramente en medio de esta tormenta los ojos de muchos de los hombres y mujeres de la nave estarían puestos sobre la persona del apóstol Pablo.

Al igual que la conducta de Jonás (Jon 1:6 al 16), el apóstol Pablo lejos de preocuparse por su propia seguridad lo hace por todos los que están a bordo.

Cuántas veces al igual que en esta ocasión, nos lanzamos a distintas empresas de nuestras vidas y siguiendo nuestros propios pensamientos basados en la sabiduría humana. Empezamos con vientos favorables y de repente, aquello que parecía tan promisorio, se transforma en un desastre.

DESARROLLO

¿CÓMO RESPONDER EN MEDIO DE LAS TEMPESTADES DE LA VIDA?

Tomemos el ejemplo del apóstol Pablo y su manera de responder ante esta adversidad para sacar conclusiones prácticas para nuestra vida espiritual.

Por muchos días fueron llevados sin poder hacer nada, sin poder divisar el sol ni las estrellas y por ello sin poder tomar referencia y saber dónde estaban. Habían perdido toda esperanza, al igual que aquellos que en medio de las turbulencias de la vida, pierden el rumbo de su vida espiritual.

1.- RECURRIR A LA GUÍA DE LA PALABRA DE DIOS Y NO A LA DE LOS HOMBRES

El apóstol, aunque era preso, no se dejó guiar por los que conducían la nave, sino que consultó a su Dios y le respondió. Tomó literalmente el mando de la nave, tomó decisiones y dio órdenes que significaban vida o muerte para la gente que lo acompañaban.

ÉL había recibido una palabra por medio de la visita de una ángel, un mensajero de parte de Dios, que le había asegurado que ninguna vida se perdería sino solamente la nave... Y EN ESTA PALABRA CONFIABA Y ACTUABA EN CONSECUENCIA.

Les hizo notar la diferencia entre dejarse guiar por las palabras de humana sabiduría y aquellas que son inspiradas por el Espíritu Santo de Dios... LA DIFERENCIA MÁS IMPORTANTE ES QUE LAS HUMANAS GENERALMENTE LLEVAN AL DESASTRE, MIENTRAS QUE LAS DADAS POR DIOS NOS LLEVAN A UNA SALIDA DE BENDICIÓN.

2.- NO SOLO PALABRAS, SINO HECHOS EN EL NOMBRE DEL SEÑOR

A diferencia de los filósofos paganos, las hermosas teorías cristianas se tornaron en hechos sólidos cuando estalló la tempestad.

Como hijos de Dios no nos quedamos filosofando sobre lindas palabras humanas que son huecas en  su contenido pues no conducen a nada, sino en la Palabra de Dios por medio de la obra del Señor Jesucristo.

Pedro le dijo al Señor Jesús, luego de sentirse habatido por los magros resultados de sus esfuerzos humanos: “Maestro, toda la noche hemos estado trabajando y nada hemos pescado; mas en tu palabra hecharé la red” (Lc 5:5)... “En Dios haremos proezas” (Sal 60:12a)

3.- NO DEJAR DE ALIMENTARSE

Esta desesperanza fue intensificada por el hambre... Pablo les exhorta a que coman, recordándoles que habían pasado dos semanas sin haber comido nada.

Uno de los errores más grandes que cometen algunos cristianos es que cuando están en medio de las tempestades de la vida, dejan de asistir a la Iglesia y así dejan de alimentarse con el verdadero alimento espiritual.

Cada vez que hemos tenido la desagradable tarea de disciplinar a un miembro de la iglesia local, siempre le hemos aconsejado que no deje de asistir a las reuniones para escuchar la Palabra de Dios.

No olvidemos que “no solo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios” (Mt 4:4)

4.- NO SE DEJÓ DOMINAR POR LOS QUE DESOBEDECÍAN SUS PALABRAS

Ante el peligro, los marineros buscaron frustrar cualquiera de los proyectos de Pablo y resolver el problema, según su propia experiencia y salvarse solamente ellos mismos  (vs 27 al 32).

Pablo se percató de ello y, lejos de desanimarse, tomó las medidas del caso para que el resto no sufriera por el egoísmo de estos marineros. No se deshizo de ellos, sino que los obligó a ser solidarios.

5.- BUSCAR ÁNIMO EN LAS PROMESAS DEL SEÑOR JESUCRISTO

El Apóstol se apoyó y se animó a él mismo y a los demás, en base a lo que Dios le había prometido, que ninguno perdería de los 276 pasajeros (vs. 22; 23 y 37)

Las promesas del Señor son para siempre y ninguna de ellas pasarán de moda ni dejarán de cumplirse según sus planes... El cielo y la tierra podrán pasar, pero la Palabra de Dios no pasará (Mt 24:35).

 

CONCLUSIÓN

Se cuenta que cierta vez, en uno de sus viajes, la tripulación del barco de Sir Humprey GILBERT estaba aterrorizada; sentían que estaban navegando fuera del mundo en la niebla y las tormentas de mares desconocidos.

Sir Humphrey Gilbert (1539-1583)‏        Sir Humphrey Gilbert (1539-1583)‏

Se le acercaron y le pidieron que regresara al continente. Él se negó a hacerlo diciendo: “Estoy tan cerca de Dios en el mar, como lo estuve en la tierra”.

Georg Friedrich HändelGeorg Händel sufrió muchas tormentas en su vida, entre ellas una apoplejía que le quitó el habla y parcialmente su movilidad. En medio de la crisis miró al Salvador del mundo que había sido prometido y escribió su genial MESÍAS. Escuchémoslo.

 

EL HOMBRE DE DIOS ES AQUEL CUYO CORAJE SE MANTIENE FIRME CUANDO EL TERROR INVADE EL CORAZÓN DE LOS DEMÁS... ES UN CONDUCTOR DE HOMBRES PORQUE ÉL MISMO ES GUIADO POR DIOS... AL CONTRARIO DE JONÁS, EL APÓSTOL PABLO NO ERA CAUSA DE AQUEL DESASTRE, SINO EL CONSOLADOR Y GUÍA DURANTE EL DESASTRE.

 

 

Ruben Salcedo

 

BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA:

1.- NUEVO MANUAL BÍBLICO DE UNGER – EDITORIAL PORTAVOZ.

2.- CONTRACULTURA CRISTIANA. Jhon STOTT – EDICIONES CERTEZA.

3.- COMENTARIO DEL CONTEXTO CULTURAL DE LA BIBLIA. NUEVO TESTAMENTO – CRAIG S. KEENER – EDITORIAL MUNDO HISPANO

4.- COMENTARIO AL NUEVO TESTAMENTO. WILLAM MAC DONALD – EDITORIAL CLIE

5.- DICCIONARIO ILUSTRADO DE LA  BIBLIA –  ED. CARIBE

6.- HOMENAJE A HÄNDEL: “POR SIEMPRE HÄNDEL” por Salvador Dellutri. Fundación de la Esperanza


print
  Comentarios

Sin comentarios.

Sólo usuarios registrados en el sitio pueden ingresar comentarios. Si Usted aún no se encuentra registrado puede hacerlo ahora haciendo click aquí.

Iglesia Jesucristo Rey - Dean Funes 1080 - Córdoba - (5000) - Argentina - Tel. +54 (351) 422-0865