sábado, octubre 21, 2017

Get Adobe Flash player

Horarios

Culto día Domingo

Todos los domingos a las 10:00 horas

 
Culto día Sábado

Todos los sábados a las 20:00 horas

 
Escuela Bíblica para Niños

Domingos 10:00 hs.

 
Adolescentes

Recreación: Sábados 18 hs. 

 
Pre-Adolescentes

Recreación: Sábados 18 hs.

 

ESCAPANDO DE LA PROFUNDIDAD - Hechos 27:39-44

Autor: Rubén Salcedo
Publicado: 02/sep/2007
Categorias: Series de Estudios,No Sólo Palabras, Hechos

 

INTRODUCCIÓN

El barco naufragó en una bahía en la costa Noreste de la isla de Malta (Melita = miel) llamada hasta hoy Bahía de San Pablo, a unos 100 km del sur de Sicilia...

Entre la bahía de San Pablo y la Isla de Salmonetta al Noroeste hay un canal de aproximadamente 274 m de ancho. La proa del barco encalló en un banco de arena allí, mientras que las olas golpeaban la parte posterior del barco, destrozándola incesantemente.

Los soldados querían matar a los prisioneros por miedo a que escaparan; y es difícil acusarlos, debido a que la ley romana establecía que si un preso escapaba, su guardián debía sufrir la misma sentencia y pena que hubiera sufrido el prisionero; pero el centurión intervino y salvó la vida de Pablo y los otros prisioneros...

im1.jpgAsí como Dios había salvado la vida de todos los pasajeros en atención a Pablo, así ahora el centurión salvó la vida de todos los presos en atención a Pablo.

Nos podríamos preguntar por qué era necesario nadar, puesto que la nave tocaba tierra. Esto era porque se trataba de un promontorio submarino (un banco de arena) cubierto por las aguas, a gran distancia de la tierra.

No podemos evitar hacer un paralelismo de este pasaje con la vida cotidiana como lo hacemos en nuestras propias vidas con situaciones que nos tocan vivir...

Tal cual el apóstol Pablo lo había anunciado, de acuerdo al mensaje recibido por el ángel  enviado por este Dios a quien él servía, llegan los momentos finales en los cuales se producirá el naufragio de la nave en la cual viajaban.

Este buque, que había capeado el temporal en alta mar, se deshizo al llegar a tierra. Así también, un alma puede, con la Gracia de Dios, resistir las más fuertes tentaciones de Satanás, pero si su corazón se apega al mundo, está perdida... Salvaron la vida, pero no pudieron salvar la nave.

im2.jpgEstos hombres que habían fallado en cuanto a su energía, sus fuerzas y sus habilidades humanas, fueron salvados (probablemente en su mayoría) aferrándose a un trozo de madera que humanamente no tenía valor pero que fue la causa suficiente de salvación...

Lo que no los pudo a llevar a tierra firme, es decir la sabiduría humana y el esfuerzo de los hombres, lo logró una porción de madero que a la vista de los pasajeros no tenía la bella apariencia de un navío...

La Cruz en donde Cristo Jesús derramó su sangre ha sido para el hombre fuente inagotable de salvación desde ahora y por la eternidad... En ella venció desde una vez y para siempre el poder del imperio de la muerte sobre nosotros.

Tú, que has venido a este lugar a encontrar salud para tu vida, es importante que sepas lo que Dios hizo por tí por medio de Jesucristo, proveyéndote de una SALVACIÓN TAN GRANDE... Desarrollaremos brevemente este principio:

1.- DISFRUTANDO DE LA VICTORIA DE CRISTO JESÚS (Adaptado del libro “La Cruz de Cristo” de Jhon Stott)

Para los cristianos, como para Cristo, la vida significa conflicto (tal como nos enseño en el retiro de hace unos años el pastor Gerardo Ferace... “Pugno, ergo sum”)... Para los cristianos, como para Cristo, también debería significar victoria.

ALGUNAS PREGUNTAS PARA HACERNOS SOBRE ESTE PARTICULAR: ¿Todos hemos de ser victoriosos como lo fue Jesucristo? ¿Acaso no escribió Juan a los “jóvenes” de las iglesias que supervisaba porque habían “vencido al maligno”?...

¿Acaso no trazó deliberadamente Jesús un paralelismo entre él mismo y nosotros en este sentido, prometiendo, al que venciere, el derecho a compartir su trono, así como él había vencido y compartido el trono del Padre? (Lc 10:18; 11:21 – 22; Mr 3:27)

El paralelo es sólo parcial. Resultaría totalmente imposible que nosotros luchásemos y venciéramos al diablo por nuestra propia cuenta: nos falta tanto habilidad como la fuerza para hacerlo...Y de todos modos, sería innecesario porque ya lo ha hecho Jesucristo...

La victoria de los cristianos, por lo tanto, consiste en hacer suya la victoria de Cristo y disfrutar de sus beneficios. Podemos darle gracias a Dios porque “nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo”.

Pero para el verdadero cristiano la cuestión no termina allí. Si bien nuestro adversario, el diablo, ha sido derrotado, aún no ha aceptado la derrota. Ha sido derribado, pero todavía no ha sido eliminado de al lado de nosotros...

Él sigue ejerciendo un gran poder, el cual si bien es limitado, provoca una tensión interior que sentimos tanto en nuestra teología como en nuestra propia experiencia...

Es decir, los principados y potestades del mal han sido sometidos por Dios bajo los pies de Jesucristo, y por consiguiente bajo los nuestros (Ef. 1:20 - 23)... Por otro lado se nos advierte en Efesios que estas mismas fuerzas espirituales están contra de nosotros, de manera que no tenemos ninguna esperanza de oponernos a ellas por nuestros propios medios. Solo lo podemos hacer usando la fuerza del Señor y revestidos de su armadura (Ef. 6:10 – 17)...

Igualmente se nos asegura en las escrituras que, habiendo nacido de Dios, Cristo nos guarda “y el maligno no nos toca” (1° Jn 5:18)... Pero por otro lado se nos advierte que velemos, por cuanto ese mismo ser maligno “anda alrededor buscando a quien devorar” (1°P 5:8).

Al escuchar estas verdades, algunos son triunfalistas y ven únicamente la decisiva victoria de Jesucristo y pasan por alto las advertencias apostólicas acerca de los poderes de las tinieblas...

Otros son derrotistas, y sólo ven la terrible malicia del diablo, pasando por alto la victoria que ya Cristo Jesús obtuvo sobre satanás y sus huestes.

Pero existe otra forma de aceptar estas verdades y consiste en considerar las implicancias del verbo katargeo, que, si bien con frecuencia se traduce en nuestras versiones como “destruir”, en realidad significa más bien “volver ineficaz o inactivo algo” y se usa para aludir a tierras improductivas y árboles que no dan frutos...

No han sido destruidos. Todavía están allí... pero son estériles. No han cesado de existir, pero su poder ha sido quebrado. No han sido abolidos, sino que han sido derrotados. Satanás ha sido despojado de su poder para con la vida del cristiano...

Pero si a este ser con poder estéril sobre nosotros, lo alimentamos dando rienda suelta a los placeres de la carne, lo estéril se transformará en una tierra productiva que generará una cosecha de muerte.

a.- Victoria sobre la tiranía de la carne:

Por medio de Cristo ya no estamos bajo la tiranía de la carne, es decir, nuestra naturaleza humana no redimida. Es todo lo que somos por nacimiento, herencia y crianza antes de que Cristo nos renovara...

Nuestra “carne” es nuestro propio “yo”, y su característica es el egocentrismo. Pablo proporciona un catálogo de alguno de sus peores y más repugnantes resultados, que incluyen la inmoralidad sexual, la idolatría y las prácticas del ocultismo (culto mal orientado)...El odio, los celos y la ira, la ambición egoísta, las disenciones y la borrachera (Ga 5:19 - 21).

Dice la Palabra de Dios que cuando vivíamos esta clase de vida, guiados por estas pasiones desordenadas, éramos esclavos de estas concupiscencias y deleites diversos (Tit. 3:3) que lo único que provocan en el ser humano es una sensación de un cada vez mayor sentido de vacío y soledad...

Como el mismo Señor Jesucristo lo dijo “todo aquel que hace pecado, esclavo es del pecado”. Pero inmediatamente agregó: “Si el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres” (Jn 8:34 - 36) Y ESTA LIBERTAD ES PRODUCTO DE LA CRUZ Y SU VICTORIA.

b.- Victoria sobre la tiranía del mundo:

Por medio de Jesucristo ya no estamos bajo la tiranía del mundo. Si la carne es el asidero que tiene el diablo dentro de nosotros, EL MUNDO es el medio por el cual EJERCE PRESIÓN sobre nosotros desde afuera...

El “mundo”, en este contexto, significa la sociedad humana corrompida por el pecado, cuya hostilidad para con la Iglesia se expresa mediante la ridiculización abierta y la persecución, ya sea mediante una sutil subversión o infiltración de sus valores y normas en medio de sus filas...

El Apóstol Juan afirma claramente que el amor al mundo y el amor al Padre son mutuamente excluyentes (1° Jn 2:15 – 16) ... No se puede amar a dos Señores, pues a uno de los dos terminará aborreciendo.

Juan destaca tres de sus características son: sus deseos egoístas, sus juicios superficiales (sus ojos ven sólo la apariencia superficial de las cosas) y su arrogante MATERIALISMO.

JESÚS DECLARÓ FIRMEMENTE QUE ÉL HABÍA VENCIDO AL MUNDO (Jn 16:33). ÉL RECHAZÓ TOTALMENTE LOS VALORES DISTORCIONADOS DEL MUNDO Y MANTUVO INMACULADA SU PIADOSA PERSPECTIVA PROPIA

Cuando creemos en Jesucristo es cuando cambian nuestros valores. Ya no nos conformamos a los valores del mundo. En cambio, encontramos que estamos siendo transformados por nuestra mente renovada, que capta y aprueba la Voluntad perfecta de Dios.

LA CRUZ DE CRISTO JESÚS ES LO QUE MÁS NOS DESAPEGA DE LA MUNDANALIDAD DE ESTA SOCIEDAD QUE NOS RODEA.

CONCLUSIÓN

El pecado en la Biblia tiene un paralelismo con la lepra. Así en el Antiguo Testamento cuando una persona era leprosa debía concurrir al sacerdote y cumplir con el siguiente rito: LEER Lv 14:1 al 20 (especialmente del v. 13 al 17)

im3.jpgEste sacrificio era un símbolo profético de lo que Jesucristo haría con todos aquellos que se acercaran a Él como Sumo Sacerdote eterno para ser limpiados de su lepra espiritual...

No tan solo Dios nos ha limpiado de la lepra del pecado que existía en nosotros, sino que nos ha purificado con su sangre y nos ha dado el aceite de su Espíritu Santo para que

  • Nuestros oídos ahora oigan, no lo que el mundo tenga para decirnos, sino lo que Él nos ha dejado dicho en su Palabra...
  • Nuestras manos no estén destinadas a realizar actos de maldad, sino hechos que den gloria a aquel que nos ha hecho sus hijos
  • Nuestro pies ya no sean guiados por nuestros propios corazón y sus malos deseos, sino que transiten los senderos del Camino que lleva a la Salvación

Dios quiere que nuestra vida esté, al decir de Marcos Vidal, ANCLADA, TEÑIDA Y TATUADA LA MENTE POR EL ROJO CARMESÍ. ESCUCHÉMOSLE!

VIVO EN UNA COLINA OLVIDADAEN EL PLANETA AZUL
DONDE EL CIELO AÚN ES LIMPIO Y LA NOCHE ES LUZ.
OIGO CADA DÍA MIL OFERTAS PARA VOLAR,
PERO SOY VOLUNTARIO Y ME QUIERO QUEDAR
NO ME DES MIL ARGUMENTOS PORQUE SOLAMENTE TENGO UN CORAZÓN
QUE YA TIENE DUEÑO Y HA ENCONTRADO SU RAZÓN

HE ANCLADO MI VIDA AL PIE DE ESTA CRUZ ANTIGUA,
Y NO QUIERO CAMBIAR,
SOY UN CORAZÓN CAUTIVO
PORQUE TENGO TEÑIDA LA VISTA Y TATUADA LA MENTE
DE ROJO CARMESÍ
POR LA SANGRE DE UN CARPINTERO INOCENTE.

HE ENCONTRADO EL SENTIDO DE LA VIDA EN SU MÁS ALTO GRADO
LA VERDADERA RAZÓN DE HABER SIDO CREADO
Y TODAS LAS RIQUEZAS PARA MÍ NO TIENEN VALOR
PORQUE EL MÁS HUMILDE AQUÍ ES EL MAYOR.
NO ME DES MÁS SUCEDÁNEOS,
NO ME VENGAS CON DESCUENTOS DE OCASIÓN
QUE YO ESTOY HABLANDO DE LA MISMA LUZ DEL SOL.

Rubén Salcedo

BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA:

  1. NUEVO MANUAL BÍBLICO DE UNGER – EDITORIAL PORTAVOZ.
  2. CONTRACULTURA CRISTIANA. Jhon STOTT – EDICIONES CERTEZA.
  3. COMENTARIO DEL CONTEXTO CULTURAL DE LA BIBLIA. NUEVO TESTAMENTO – CRAIG S. KEENER – EDITORIAL MUNDO HISPANO
  4. COMENTARIO AL NUEVO TESTAMENTO. WILLAM MAC DONALD – EDITORIAL CLIE
  5. DICCIONARIO ILUSTRADO DE LA  BIBLIA –  ED. CARIBE
  6. LA CRUZ DE CRISTO. Jhon STOTT. Ed. CERTEZA.

print
  Comentarios

Sin comentarios.

Sólo usuarios registrados en el sitio pueden ingresar comentarios. Si Usted aún no se encuentra registrado puede hacerlo ahora haciendo click aquí.

Iglesia Jesucristo Rey - Dean Funes 1080 - Córdoba - (5000) - Argentina - Tel. +54 (351) 422-0865