LA FAMILIA: EL MODELO DE DIOS PARA EL MUNDO


Autor: Pr. Rubén Salcedo
Publicado: 20/oct./2019
Categorias: Series de Estudios, Sabiduria de Dios para vivir


 

INTRODUCCIÓN:

La familia está hoy en el ojo de la tormenta de esta sociedad. Está siendo atacada y deteriorada a más no poder. Existe un espíritu de destrucción sobre esta institución creada por Dios…

Pero la importancia de esta célula es vital. Así lo indicaba Tomás de Aquino quien refería que la familia es el útero emocional del hombre. Pero no tan solamente él. En el siguiente vídeo veremos cómo la familia puede afectar nuestra sociedad cuando aquella se descompone (https://www.youtube.com/watch?v=0vR5CqOk1ls)

Dos proverbios anteponen la comida frugal en hogar donde reina la paz y el amor al banquete opíparo en casa habitada por odios y peleas: “Mejor es mendrugo seco con tranquilidad que casa llena de sacrificios de carne con peleas” (17,1); “Más vale ración de verduras con amor que buey cebado con rencor” (15,17). También a propósito del buen clima familiar: “El que perturba su casa heredará viento” (11,29a). De los abuelos, que integraban el núcleo familiar, se dice: “Corona de los ancianos los hijos de los hijos y gloria de los hijos sus padres” (17,6).(3)

Tres de los diez mandamientos del Antiguo Testamento aluden a la relación de la familia:

  1. El 5o mandamiento: “Honra a tu padre y a tu madre” (Ex. 20:12).
  2. El 7o mandamiento: “No cometerás adulterio” (Ex. 20:14).
  3. El 10o mandamiento: “No codiciarás la mujer de tu prójimo” (Ex. 20:17).


Dios le dio un énfasis especial al 5o mandamiento:

- “Para que tus días se alarguen en la tierra que Jehová tu Dios te da” (Ex. 20:12).

- El apóstol Pablo lo describe como “el primer mandamiento con promesa” (Ef. 6:2).

 

“En total, en Proverbios la familia ocupa el lugar central en la sociedad que recibió en el pacto del Sinaí . . .” (Kidner).

 

La lealtad dentro de la familia, que Dios mandó en el Sinaí, se pone por obra en el libro Proverbios. En este libro hay visiones hogareñas de:

         - Padres unidos alegremente.

         - Hijos fielmente criados.

 

El libro Proverbios también desenmascara los pecados que atacan en particular al orden familiar.

En el libro Proverbios las consecuencias dañinas, aun suicidas, de estos pecados salen a la luz:

- Pr. 1:18 (RVR), “Pero ellos a su propia sangre ponen asechanzas, Y a sus almas tienden lazo.”

- Pr. 2:18 (RVR), “Por lo cual su casa está inclinada a la muerte, Y sus veredas hacia los muertos.”

 

Todo esto arroja luz sobre la enseñanza del quinto mandamiento tocante a una vida larga. Cuando el hombre viola el plan de Dios para la familia, acorta su propia vida.

- Pr. 4:10 (RVR), “Oye, hijo mío, y recibe mis razones, Y se te multiplicarán años de vida.”

 

Esta lección se enfoca en dos relaciones dentro de la familia:

- La relación entre el marido y la esposa.

- La relación entre los hermanos.

 

I.- EL MARIDO Y LA ESPOSA:

“Aunque los reyes se permitían el dudoso lujo de la poligamia, los israelitas del común rara vez recurrían a ella, y en Proverbios se señala claramente como la norma la unión de un hombre con una mujer, ya sea por la falta de alusiones a la poligamia, como por el lazo plenamente personal que se da por existente entre marido y mujer...” (Kidner)

 

A.- La alabanza para el matrimonio:

  1. El libro insiste que el marido sea con su mujer, más que leal, sino ardiente en su amor:
    - Pr. 5:19 (RVR): “Como cierva amada y graciosa gacela. Sus caricias te satisfagan en todo tiempo, Y en su amor recréate siempre”.

La Biblia de las Américas tiene: “su amor te embriague para siempre.”

  1. La palabra hebrea aquí traducida “recréate” (RVR) o “te embriague” (LBA) quiere decir literalmente, “extraviarse” y tiene las traducciones de “tambalearse,” “rodar,” “estar intoxicado”.
  2. Compárese 1a. Co. 7:3-5.

B.- Una relación profunda:

Según Proverbios, cuando la persona no cumple la promesa matrimonial comete pecado, no solamente contra Dios, sino contra un amigo íntimo (2:17). La expresión, “el compañero de su juventud” viene de la misma palabra hebrea que se traduce en 16:28 y 17:9 “mejores amigos”.

Esta es la profundidad de la relación en que el matrimonio se convierte con el tiempo.

El matrimonio es una relación de responsabilidades compartidas. El entrenamiento de los hijos, por ejemplo, depende del padre tanto como de la madre, según el libro Proverbios.

- Pr. 1:8 (RVR) “Oye, hijo mío, la instrucción de tu padre, Y no desprecies la dirección de tu madre;”

- Pr. 6:20 (RVR) “Guarda, hijo mío, el mandamiento de tu padre, Y no dejes la enseñanza de tu madre;”

 

El cuadro de la mujer en el libro Proverbios dista mucho de los conceptos erróneos de la mujer como propiedad y útil solamente para dar a luz hijos.

La esposa bien puede hacer o deshacer a su esposo:

- Pr. 12:4 (RVR) “La mujer virtuosa es corona de su marido; Mas la mala, como carcoma en sus huesos

 

La mejor de las bendiciones de Dios es una buena esposa/o:

- Pr. 18:22 (RVR) “El que halla esposa halla el bien, Y alcanza la benevolencia de Jehová.”

- Pr. 19:14 (RVR) “La casa y las riquezas son herencia de los padres; Mas de Jehová la mujer prudente.”

 

Comparemos 18:22 con 8:35 (en donde la sabiduría habla): “Porque el que me halle, hallará la vida, Y alcanzará el favor de Jehová.”… 18:22 no se refiere a toda y cualquier esposa, como veremos a continuación. Como 19:14 hace claro, estamos hablando de una esposa que Dios prepara y provee.

La estabilidad de una casa (un hogar) depende en gran parte de la sabiduría constructiva de una buena esposa:

- Pr. 14:1 (RVR) La mujer sabia edifica su casa; Mas la necia con sus manos la derriba.

 

La luna de miel puede terminar… ¡Tengamos cuidado de las quejas!

- Pr. 27:15 (RVR) “Gotera continua en tiempo de lluvia Y la mujer rencillosa, son semejantes.”

- Pr. 19:13 (RVR) “Dolor es para su padre el hijo necio, Y gotera continua las contiendas de la mujer.”

- Pr. 21:9 (RVR) “Mejor es vivir en un rincón del terrado Que con mujer rencillosa en casa espaciosa.”

 

II.- LOS HERMANOS:

“Los hermanos dan tema solamente a unos pocos proverbios; y debe recordarse que el término hebreo puede aplicarse también a los primos y diversos parientes” (Kidner)

  • Los puntos débiles de la hermandad… Los hermanos no siempre apoyan.
    - Pr. 19:7 (RVR): “Todos los hermanos del pobre le aborrecen; ¡Cuánto más sus amigos se alejarán de él! Buscará la palabra, y no la hallará.”
     
  • Cuando alguien siembra discordia (6:19) o lastima a otro en la familia, puede resultar una pelea familiar muy amarga.
    - Pr. 18:19 (RVR): “El hermano ofendido es más tenaz que una ciudad fuerte, Y las contiendas de los hermanos son como cerrojos de alcázar.”
     
  • Cuando se encuentra en una condición sana, la hermandad representa la constancia.

2- El hermano bueno sale a la luz en tiempos malos.

- Pr. 17:17 (RVR): “En todo tiempo ama el amigo, Y es como un hermano en tiempo de angustia.”

  1. Si los vínculos de la amistad a veces exceden aquellos de entre hermanos (18:24; 27:10), entonces esto sirve solamente para rendir homenaje a la grandeza de la relación entre hermanos.

- Pr. 18:24 (RVR): “El hombre que tiene amigos ha de mostrarse amigo; Y amigo hay más unido que un hermano.”

- Pr. 27:10 (RVR): “No dejes a tu amigo, ni al amigo de tu padre; Ni vayas a la casa de tu hermano en el día de tu aflicción. Mejor es el vecino cerca que el hermano lejos.”(1)

 

III.- PRINCIPIOS PARA UNA BUENA COMUNICACIÓN EN LA FAMILA:


Ninguna familia en estos tiempos puede sobrevivir y ser saludable si no respeta los principios divinos para una comunicación saludable entre sus miembros. Si seguimos las siguientes admoniciones de Dios podremos hacerlo saludablemente. Estas son las más importantes:

1.- Esté dispuesto a escuchar y no replique hasta que su interlocutor haya cesado de hablar. (Pr. 18:13; Stg. 1:19)

2.- Hable lentamente. Piense primero. No se apresure en sus palabras. Hable de tal manera que la otra persona pueda comprender y aceptar lo que hice. (Pr. 15:23,28: 29:20; Stg. 1:19)

3.- Diga siempre la verdad, pero con amor. No exagere. (Ef. 4: 15,25; Col. 3:9)

4.- No emplee el silencio para decepcionar a su interlocutor. Explique por qué duda en hablar en esta ocasión.

5.- No se complique en querellas. Es posible mostrar desacuerdos sin discutir. (Pr. 17:14; 20:3; Ro. 13:13; Ef. 4:31)

6.- No replique con ira. Responda amablemente. (Pr. 14:29; 15:1; 25:15; Ef. 4: 26,31)

7.- Cuando esté equivocado, admítalo y pida disculpas. Y si le confiesa algo, dígale que lo perdona. Asegúrese de que el asunto queda olvidado y de que no volverá a echárselo en cara. (Stg. 5:16; Pr. 17:9; Ef. 4:32; 1a. P. 4:8)

8.- Evite el machacar un asunto del que ya se trató. (Pr. 10:19; 17:9; 20:5).

9.- No censure o critique. Por el contrario, componga, anime, edifique. Si el otro le ataca verbalmente no responde de la misma manera. (Ro. 12:17, 21; 1a. P. 2: 23; 3:9).

10.- Trate de comprender la opinión del otro. Haga concesiones a las diferencias. Preocúpese por los intereses ajenos. (Fil. 2: 1-4; Ef. 4:2). (2)

 

CONCLUSIÓN:

Un resumen. El matrimonio:

 1.- El matrimonio debe de ser cultivado y alimentado. Los dos cónyuges deben de hacer cualquier sacrificio, y no escatimar gastos para mejorarlo.

2.- Este esfuerzo debe de comenzar cuando termina la luna de miel y antes que comiencen las quejas. Los dos deben anticipar en el problema y resolverse a superarlo.

3.- Cuando el matrimonio es cultivado así, la tentación de la promiscuidad sexual disminuye. La mujer tanto como el marido así comprenderán su importancia en el hogar y no habrá falta del amor propio. La mujer se enorgullecerá en su parte por el crecimiento de su marido y en la edificación de su hogar. Mientras tanto, el marido será cada día más feliz, sabiendo qué gran bendición en su esposa ha recibido del Señor.

 

Los hermanos:

1.- Que se haga todo posible por edificar una relación duradera con un hermano/a. Si usted ya disfruta de tal relación, apréciela debidamente; cuídela bien.

2.- Pero recuerde, nadie tiene garantía de una relación con el hermano. ¡No deje que una relación con el hermano le detenga en el servicio a Cristo! (Lc. 14:26)

 

En Jesucristo, cualquier deficiencia en estas relaciones temporales puede ser superada.

1.- Como miembro de la iglesia, el hombre puede estar casado con Cristo y así experimentar la más alta lealtad (2a. Co. 11:2; Ap. 19:6-8; Efes. 5:22-33).

2.- Podemos, en el cuerpo de Cristo, disfrutar una multitud incomparable de hermanos espirituales (1a. P. 2:17; cp. Mc. 10:29-30)


Así, tenemos un buen amigo con el cual trabajar estas áreas de nuestras familias. Nos hará bien recordar la letra del himno “Hallé un buen amigo, mi amado Salvador” (Himno N.º 59)

 

¡S.D.G!

 

BIBLIOGRAFÍA y Citas:

1.- Estudios Sobre El Libro Proverbios. Mark Reeves.

2.- Comunicación. Clave para la felicidad conyugal. Norman Wright. Ed. Clie.

3.- El libro de Proverbios: tres textos, tres lecturas. El trasfondo sociocultural de los escritores, traductores, lectores y comunidades receptoras de TM, LXX y Vulg.: el caso de Proverbios. Inmaculada Rodríguez Torné Tesis doctoral.


print
  Comentarios

Sin comentarios.

Sólo usuarios registrados en el sitio pueden ingresar comentarios. Si Usted aún no se encuentra registrado puede hacerlo ahora haciendo click aquí.