DOS VIDAS. DOS MUERTES. UNA SOLUCIÓN


Autor: Rubén Salcedo
Publicado: 15/dic./2019
Categorias: Temas Generales, Series de Estudios, Sabiduria de Dios para vivir


 

TÍTULO DE LA SERIE: “SABIDURÍA DE DIOS PARA VIVIR”.

Tema: “DOS VIDAS. DOS MUERTES. UNA SOLUCIÓN”.

Lectura Bíblica: Ver sermón.

Versículo Lema:

“Confía en el Señor de todo corazón, y no te apoyes en tu propia prudencia.

Reconócelo en todos tus caminos, y él enderezará tus sendas”. (Pr.3:5 y 6)

 

         El presente escrito es una recopilación y resumen de los comentarios bíblicos y citas varias de la bibliografía referida al pie de estas notas.

INTRODUCCIÓN:

         El libro Proverbios abunda en promesas de “la vida” y en advertencias de “la muerte”. El libro Proverbios a veces usa estas palabras en sentido limitado, refiriéndose a lo físico:

“Oye, hijo mío, y recibe mis razones, Y se te multiplicarán años de vida.” Pr. 4:10 (RVR)

“Porque por mí se aumentarán tus días, Y años de vida se te añadirán.” Pr. 9:11 (RVR)

         En cambio, el mal corta los años de uno (la muerte). Dice La Sabiduría, “Todos los que me aborrecen aman la muerte” (Pr. 8:36)

Un resumen de este estudio:

 A.- La vida.

  • En el sentido material y social.
  • En el sentido personal (el bienestar de la mente y del cuerpo).
  • En el sentido moral y espiritual (cuando “la vida” se refiere a la comunión del hombre con Dios).

B.- La muerte.

  • En el sentido de perder una vida verdadera o perder la vida abundante.
  • En el sentido de una vida de calidad inferior.

         Uno puede extraviarse en la esfera de la muerte mucho antes de partir de esta tierra.

A.- LA VIDA.

a) En el sentido material y social.

         En Pr. 15:27, el autor pone el vivir en contraste con “alborotar su casa”. Por lo tanto, “vivir” quiere decir disfrutar un hogar armonioso.

“Alborota [“perturba”, LBA] su casa el codicioso; Mas el que aborrece el soborno vivirá.” Pr. 15:27 (RVR)

         El relato de Acán en Josué 7 (véanse los vs. 24-25), bien ilustra la primera línea de este proverbio. La codicia de muchos hermanos está destruyendo sus hogares.

         La historia de cómo Abram rehusó aceptar el regalo del rey de Sodoma (Gén. 14:20 - 15:1) ilustra la segunda línea.

b) En el sentido personal (el bienestar de la mente y del cuerpo). La práctica de la sabiduría otorga salud (3:8; 4:22; 14:30).

“El corazón apacible es vida de la carne; Mas la envidia es carcoma de los huesos.” Pr. 14:30 (RVR)

         ¿Qué tiene que ver la sabiduría con la salud? Cuando el corazón tiene calma y paz, el cuerpo está bien de salud.

“La ley de los padres le aumentará paz al hijo.” (Pr. 3:2).

         Muchos cristianos simplemente se preocupan demasiado. Esto lo hacen a pesar de la exhortación de Cristo Jesús de no hacerlo (Mt. 6:25-34). A veces sufren malestares físicos como consecuencia.

c) En el sentido moral y espiritual.

         “La vida” se refiere a la comunión que el hombre puede tener con Dios... En Pr. 19:23 vemos que el obtener la vida es “vivir lleno de reposo” (RVR) o “dormir satisfecho” (LBA). Según Salmo 17:15, esta última frase se refiere a la satisfacción espiritual de estar con Dios y de ver su rostro.

“El temor de Jehová es para vida, Y con él vivirá lleno de reposo el hombre; No será visitado de mal.” Pr. 19:23 (RVR)

         Las expresiones “árbol de vida” y “manantial de vida" son figuras de la renovación que Dios provee, tanto en lo físico como en lo espiritual.

La palabra alentadora (Pr. 15:4)

“La lengua apacible es árbol de vida; Mas la perversidad de ella es quebrantamiento de espíritu.” Pr. 15:4 (RVR)

El temor de Jehová (14:27).

"El temor de Jehová es manantial de vida Para apartarse de los lazos de la muerte." Pr. 14:27 (RVR)

         Considérese el origen de estas figuras. En Génesis 2-3, el árbol de vida daba el fruto de la inmortalidad, y el río regaba el huerto. El creyente tendrá acceso a este árbol y agua algún día (Ap. 22:1-2). Proverbios enseña que, mientras tanto, las bendiciones de estas cosas se pueden tener por lo menos en parte ahora, mientras el hombre camine con Dios. Los pasajes en la sección anterior hablan de “la vida” para ahora, como también para el siglo venidero.

         Pablo dijo en 1a. Ti. 4:8 (RVR), “porque el ejercicio corporal para poco es provechoso, pero la piedad para todo aprovecha, pues tiene promesa de esta vida presente, y de la venidera.” Fijémonos en el contraste entre el ejercicio corporal, y la piedad. El mundo cree que el ejercicio corporal es el camino mejor para llegar a una vida de plena satisfacción. Pero dice el apóstol que por la piedad uno obtiene vida en el sentido verdadero.

B. - LA MUERTE.

Muerte y morir aparecen 20 a 30 veces en Proverbios.

La perspectiva del libro Proverbios tocante a la muerte. Sobre el malo, 5:23 dice:

“El morirá por falta de corrección, Y errará por lo inmenso de su locura.” Pr. 5:23 (RVR)

         El tal hombre quizás seguirá existiendo por un tiempo sin la corrección, pero no será para él una vida buena.

         La sabiduría, hablando en Pr. 8:36 dice:

“Mas el que peca contra mí, defrauda su alma; Todos los que me aborrecen aman la muerte.” Pr. 8:36 (RVR)

         El punto no es que este hombre ame el acto físico de morir. Sino que el tal ama un estilo de vivir que es de calidad inferior, por lo tanto el tal “ama la muerte”. Lo absurdo de rechazar la sabiduría es expresado así con poder .

         Un hombre puede errar en el territorio de la muerte y hallarse entre sus ciudadanos aun antes de abandonar esta tierra . . . (ver Pr. 9:18)

C.- ¿LA VIDA DESPUÉS DE LA MUERTE?

         El tema de la vida después de la muerte queda más allá del horizonte del libro Proverbios, y solamente algunas muestras de ella se encuentran en los siguientes textos. Solamente con la ayuda de la revelación del Nuevo Testamento puede el cristiano llenar el bosquejo incompleto presentado por el Antiguo Testamento sobre este tema.

“Cuando muere el hombre impío, perece su esperanza; Y la expectación de los malos perecerá.” Pr. 11:7 (RVR)

“Por su maldad será lanzado el impío; Mas el justo en su muerte tiene esperanza.” Pr. 14:32 (RVR)

         Según 2a. Ti. 1:10, era Jesucristo quien “sacó a luz la vida y la inmortalidad por el Evangelio.”

         Para nosotros entonces, la cuestión viene siendo fuera de lugar, porque, gracias a Dios, vivimos en este lado de la Cruz. No solamente sabemos que hay vida después de la muerte, sino que también sabemos cómo obtenerla.

CONCLUSIÓN:

Así como Moisés retó a los Israelitas de tiempos antiguos, nosotros también tenemos que escuchar el mismo reto.

“A los cielos y a la tierra llamo por testigos hoy contra vosotros, que os he puesto delante la vida y la muerte, la bendición y la maldición; escoge, pues, la vida, para que vivas tú y tu descendencia.” Dt. 30:19 (RVR)

El libro Proverbios nos recuerda:

         Que muchos existen, pero no viven. Que la muerte puede comenzar aun ahora, en este lado de la tumba, cuando el hombre sigue un estilo de vida inferior de pecado y rebeldía contra su creador.

         Que la vida es primero una relación sana con nuestro Dios Creador, y luego el disfrutar todas las bendiciones que salen de aquella comunión. Aunque podemos comenzar a probar algunas muestras de la vida en esta tierra, el gusto pleno de ella no se conocerá hasta participar en la tareas incomparables que Dios tiene para sus hijos en la eternidad.

         Para decirlo con el apóstol Pablo en 1a. Ti. 4:8 (RVR), “porque el ejercicio corporal para poco es provechoso, pero la piedad para todo aprovecha, pues tiene promesa de esta vida presente, y de la venidera.”

         Cristo Jesús dijo al respecto:

“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.” Jn. 3:16 (RVR)

“. . . yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.” Jn. 10:10 (RVR)(1)

Así, tenemos buenos Noticias para dar en estas fechas donde conmemoramos la Natividad (Navidad) de nuestro Dios Salvador, Jesucristo nuestro Señor. Él ha venido para darnos Vida y Vida en abundancia.

         Este fue el mensaje de los ángeles a los pastores que eran testigos del nacimiento del Dios Salvador. Nos hará bien recordar la letra del himno “Se oye un son en alta esfera” (Himno Nº 217)

¡S.D.G!

BIBLIOGRAFÍA y Citas:

1.- Estudios Sobre El Libro Proverbios. Mark Reeves.


print
  Comentarios

Sin comentarios.

Sólo usuarios registrados en el sitio pueden ingresar comentarios. Si Usted aún no se encuentra registrado puede hacerlo ahora haciendo click aquí.