La importancia de adorar a Dios en la vida cristiana - Sal. 29:2; 150:1 al 6 – Jn. 4:23 y 24 – Ef. 1:6 al 12 y 14


Autor: Rubén Salcedo
Publicado: 05/ene./2020
Categorias: Series de Estudios, TODO LO QUE RESPIRE, ALABE A JEHOVÁ


 

Título: “La importancia de adorar a Dios en la vida cristiana”.

Lectura: Sal. 29:2; 150:1 al 6 – Jn. 4:23 y 24 – Ef. 1:6 al 12 y 14.

            La presente serie es un resumen de la literatura citada al pié del presente escrito y algunas apreciaciones personales.

Video: https://www.youtube.com/watch?v=MXoxkGpWtrw

INTRODUCCIÓN:

            La Adoración es una de las doctrinas más malinterpretadas de todas las Sagradas Escrituras, ocasionando un debilitamiento espiritual, ya que una comprensión de lo que es la Adoración resulta fundamental para cualquier aplicación completa de la Palabra de Dios…

            El salmista en el Salmo 29 afirma que la principal prioridad del hombre es hacerse eco del deseo de Dios…

            La supuesta Adoración de muchas de nuestras reuniones se parece un poco más a una liturgia identificada por nuestros dibujos, música de nuestros instrumentos, las canciones y oraciones, a veces cargadas de emoción…

1.- ¿QUÉ DICE LA PALABRA DE DIOS?:

            El concepto de la Adoración predomina en la Biblia. En el libro de Génesis descubrimos que la Caída de la raza humana sucedió cuando el hombre dejó de adorar a Dios… En Apocalipsis aprendemos que toda la Historia culmina en una comunidad que adora eternamente en la presencia del Eterno Dios amoroso…

            Jesucristo citó Dt. 6:4 y 5 y lo denominó el mandamiento más importante (Mc. 12:29–30). Ese es un llamado a la Adoración en donde es afirmada como prioridad universal…

            En Ex. 20 registra la institución de los 10 Mandamientos. El primero de éstos hace un llamado que regula la Adoración:

“Yo soy el Señor tu Dios. Yo te saqué de la tierra de Egipto, donde vivías como esclavo. No tendrás dioses ajenos delante de mí. No te harás imagen, ni semejanza alguna de lo que está arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra. No te inclinarás ante ellas, ni las honrarás, porque yo soy el Señor tu Dios, fuerte y celoso.”

            En el Antiguo Testamento (A.T.), la Adoración abarcaba todos los aspectos de la vida del Pueblo de Israel: Era el centro del Pueblo de Dios. El Tabernáculo (donde habitaba la “Shekinah” o Presencia de Dios) fue diseñado y preparado para hacer énfasis en lo prioritaria que era la Adoración…

            La descripción de sus detalles requirió 7 capítulos (243 vv.) en Éxodo, en contraste con los 31 vv. En Génesis dedicados a la descripción de la Creación del Universo…

            El Tabernáculo fue diseñado solo para adorar. Era el lugar donde Dios se encontraba con su Pueblo; así que usarlo para cualquier actividad distinta a la Adoración habría sido considerado como el sacrilegio más grande…

            En el Tabernáculo NO HABÍA SILLAS; los israelitas no iban allí para asistir a un servicio a ellos o para entretenerse. Iban a adorar a Dios. Si tenían una reunión con otro propósito, la llevaban a cabo en otro lugar…

            La distribución del Campamento sugiere que la Adoración estaba por encima de cualquier otra actividad. El Tabernáculo estaba en el centro del campamento y justo al lado estaban los sacerdotes, quienes dirigían la Adoración. Un poco más lejos estaban los levitas, quienes se ocupaban del servicio en ese lugar. Más allá estaban el resto de los israelitas en su respectivas tribus, ubicadas mirando hacia el centro, haca el Tabernáculo, el lugar de Adoración…

            Toda la vida política, social y religiosa del Pueblo de Israel giraba alrededor de la Ley, y la lista de ofrendas ceremoniales descritas en Lev. cap. 1 al 7. Estos eran actos de adoración y eran tan importantes como la Ley. La primera ofrenda de la lista era el HOLOCAUSTO, un sacrificio único porque era necesario que se consumiera completamente; se ofrecía todo a Dios. NO se compartía ninguna parte con los sacerdotes o con las personas que la ofrecían, como sucedían con otro tipo de ofrendas…

            El HOLOCAUSTO es la ilustración más significativa de lo que implica la Adoración. De hecho, el altar en el que se presentaban las ofrendas era conocido como el ALTAR DEL HOLOCAUSTO. De todas las ofrendas que se mencionan en las Sagradas Escrituras, este aparece en el comienzo de la lista como la representación de que cuando alguien va a Dios, debe ir entregando todo a Él. De esta manera, Dios reafirma a la Adoración como la máxima prioridad...

            La Ley explicaba con detalle cómo debían usarse exactamente los implementos en los servicios de Adoración. Por Ej., Ex. 30:34 al 38 daba la indicación exacta acerca de cómo usar el Incienso. El mismo, es un símbolo de la Adoración en las Sagradas Escrituras porque su fragancia se eleva en la atmósfera, así como la verdadera Adoración se eleva a Dios…

            En este pasaje bíblico, en otras palabras Dios dijo: “Hay una receta para este perfume especial, emblema de Adoración. Este perfume será un perfume único y santo. Si alguien se atreve a usarlo para sí mismo, solo para oler mejor, le quitaré la vida...”…

            De forma clara, hay algo tan único, tan santo acerca de la Adoración, que la distingue completamente de cualquier actividad humana. ¡Que ningún hombre tome para sí aquello que Dios ha diseñado para sí mismo!…

            Nuestras vidas deben ser como el perfume del Incienso – santo, aceptable, fragante – que se eleva a Dios como olor dulce (Ro. 12:1 y 2a. Co. 2:15). La persona que usa su vida para cualquier otro propósito distinto a la adoración, sin importar cuán noble parezca ese propósito, es culpable de un grave pecado…

2.- CUANDO LA ADORACIÓN ES EQUIVOCADA:

            Dios, en repetidas ocasiones, juzgó a aquellos que no lo adoraron de la forma apropiada. Cuando el pueblo de Israel idolatró al becerro de oro, Dios apaciguó su justificada reacción inicial por su Misericordia, la cual hubiera sido la destrucción de toda la nación, y apenas destruyó unos miles. Esta situación ilustra de forma gráfica cómo se siente Dios frente a la falsa adoración…

            Lv. 10 describe la adoración de los sacerdotes Nadab y Abiú, los hijos de Aarón, el sumo sacerdote. Ellos habían esperado muchos años, desde la infancia y juventud para ser sacerdotes… Pero en su primera función real como sacerdotes, ofrecieron un fuego que no debían ofrecer. No hicieron lo que estaba prescrito para los sacerdotes cuando dirigían al Pueblo de Dios en Adoración… Actuaron independientemente de la Revelación de Dios sobre la Adoración apropiada, y Dios los exterminó a ambos instantáneamente…

            Un pecado similar ocurrió con el rey Saúl descrito en 1a. S. 13:8 al 14… Saúl decidió usurpar el papel del sacerdote Samuel. Se apartó del método de adoración ordenado por Dios y al final esto le costó el trono a él y a sus descendientes…

            También Uza era un coatita. Los coatitas tenían la responsabilidad de transportar el Arca del Pacto de Dios. Uno de los principios fundamentales aprendidos fue el de nunca tocar el Arca. La llevaban con varas que colocaban en los anillos que estaban a los lados del arca, y la transportaban sobre sus hombros , de la forma explicitada en Nm. 4:5–6. El v. 15 dice que el Arca tenía que cubrirse cuidadosamente para que no tocaran los objetos santos y murieran…

            Uza, desobedeciendo el método divinamente ordenado, permitió que el Arca fuera transportada en carro nuevo. Como se iba sacudiendo por el camino, casi se vuelca. Uza, quien fue entrenado durante toda su vida para proteger el Arca del Pacto, estiró el brazo para evitar que se saliera del carro. La tocó y Dios lo exterminó en el acto…

            La Palabra de Dios nos enseña claramente que aquellos que ofrecen adoración a su manera son inaceptables ante Dios, a pesar de sus buenas intenciones. No importa cuán pura pueda ser nuestra motivación o cuán sinceros seamos en nuestros intentos. Si no adoramos a Dios de acuerdo con su revelación. Él no puede bendecirnos…

3.- CUATRO FORMAS DE ADORACIÓN INACEPTABLE:

            Existen, acorde a las Sagradas Escrituras, cuatro categorías de Adoración errónea…

A.- Adoración a dioses falsos: No existe otro dios, sino el Dios de la Biblia quien es un Dios celoso que no tolera la idolatría. En Is. 48:11b, Dios dice: “...no daré a ningún otro mi honra.”, al igual que en Ex. 34:14…

            Aun hoy, el mundo adora a dioses falsos. Ro. 1:21 acusa a toda la humanidad: “Pues a pesar de haber conocido a Dios, no lo glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón se llenó de oscuridad.”… De hecho, como se rehusaron a adorar a Dios, empezaron a hacer imágenes. Dice en el v. 23 “cambiaron la gloria del Dios inmortal por imágenes de hombres mortales, de aves, de cuadrúpedos y de reptiles.”…

            El resultado de la adoración errónea es simplemente la entrega del hombre al pecado y sus consecuencias…

            Los dioses falsos pueden ser tanto objetos materiales como seres míticos y sobrenaturales. Los dioses materiales pueden ser adorados sin siquiera tener el pensamiento consciente de que son deidades. Así dice Job 31:24 al 28:

“Jamás puse mi esperanza en las riquezas, ni deposité en el oro toda mi confianza. Jamás me alegré de que mis posesiones aumentaran por el buen trabajo de mis manos. Jamás disfruté del sol radiante, ni de las bellas noches de luna, con la idea de adorarlos en secreto y de enviarles un beso con la mano. ¡Eso hubiera sido un gran pecado,
pues habría pecado contra el Dios Altísimo!”

B.- Adoración al Dios verdadero pero de forma errónea: Ex. 32: 7 al 9 registra la reacción de Dios cuando los israelitas hicieron un becerro de oro para adorar. Cuando Israel elaboró el becerro de oro fundido, creían estar adorando al Dios verdadero, a través de una imagen como lo enseña Dt. 4:14 al 19. Moisés les dijo a los israelitas allí reunidos:

“En aquella ocasión, a mí también me ordenó el Señor enseñarles a ustedes los estatutos y sentencias, para que los pusieran por obra en la tierra de la cual van a tomar posesión. El día que el Señor les habló desde el fuego ustedes no vieron ninguna figura. Así que tengan mucho cuidado, para que no se corrompan al hacerse esculturas, o imágenes de alguna figura, o efigies de hombres o mujeres, o figuras de los animales que hay en la tierra, o figuras de las aves que cruzan los aires, o figuras de los animales que se arrastran por el suelo, o figuras de los peces que hay en el agua debajo de la tierra. No vaya a ser que levantes los ojos al cielo y, al ver el sol y la luna y las estrellas, y todas las huestes celestiales, sientas el impulso de inclinarte ante ellos y adorarlos. Todos ellos los ha concedido el Señor tu Dios a todos los pueblos debajo de los cielos.”

            En otras palabras, cuando Dios se reveló a los israelitas, no se presentó de una forma visible. No hubo una representación tangible de Dios, y esto fue así a lo largo de todas las Sagradas Escrituras. ¿Por qué? Porque Él no desea ser reducido a una mera imagen…

            La idolatría no empieza con el cincel de un escultor, sino que empieza en la mente del ser humano. Cuando pensamos en Dios, ¿qué deberíamos visualizar? Absolutamente nada. No existe concepción visual de Dios que pueda representar adecuadamente su Gloria eterna. Por eso Dios se describe como Luz. NO ES POSIBLE HACER UNA ESTATUA DE LA LUZ.”

C.- Adoración al Dios verdadero según nuestro concepto personal: Como hemos visto, Nadab, Abiú, Saúl, y Uza fueron culpables de adorar a Dios con sus propios métodos, sin considerar su revelación. Esta es una adoración tan falsa como la que se le ofrece a un ídolo de piedra, y Dios no la acepta…

            Los fariseos trataban de adorar al Dios verdadero con un sistema basado en sus propios conceptos; Jesucristo les dijo: “¿Por qué también ustedes quebrantan el mandamiento de Dios por causa de su tradición?”…  Su adoración era una abominación…

D.- La Adoración al Dios verdadero, de la forma correcta pero con una actitud equivocada: Si eliminamos todos los dioses falsos, todas las imágenes del Dios verdadero y todas las formas de adoración, según conceptos personales, nuestra adoración continuaría siendo inaceptable si la actitud del corazón  no es la correcta… ¿Adoras con la actitud correcta? Si no es así, tu adoración es inaceptable ante Dios…

            ¿Todo tu ser está en adoración? Cuando llega el tiempo de dar, ¿le das lo mejor de todo lo que tienes? ¿Tu ser interior está lleno de asombro y reverencia? No muchas personas responden a estas preguntas en forma afirmativa…

            En Malaquías 1, Dios denuncia al pueblo de Israel por la adoración inapropiada… Trataban los temas de adoración con desdén, con displicencia, al ofrecer animales ciegos, cojos y enfermos (v. 8), en lugar de llevar lo mejor que tenían. Estaban demostrando desprecio frente a la seriedad de la Adoración del Dios verdadero… Igual reproche Dios le hace a su Pueblo en Am. 5:21 al 24 y en Os. 6:4 al 6…

            Esto era hipocresía, no adoración. Las ofrendas estaban vacías, al igual que muchas hoy. Eran culpables de ofrecerle a Dios el símbolo y no lo auténtico… Isaías 1 hace la misma acusación… Al leer con cuidado los profetas menores, las profecías de la destrucción de la nación de Israel y Judá se relacionan con el hecho de que no adoraron a Dios con la actitud correcta…

CONCLUSIÓN:

            Muy probablemente, la necesidad más grande de la cristianidad es tener un claro entendimiento de la enseñanza bíblica acerca de la Adoración. Cuando la Iglesia no adora de la forma apropiada falla en el resto de las áreas. El mundo está sufriendo debido a esta falla. (1)

            Solo cuando entendamos este principio de la correcta Adoración como máxima prioridad en nuestras vidas y congregaciones, caminaremos con Dios viviendo con los pies en la tierra, pero con el corazón en el Cielo…

            Y el día que nuestro corazón esté más cerca del Cielo que de la tierra, estaremos listos para partir a estar en la Casa del Padre.(2)

            ¡¡Alabemos y adoremos porque Él es digno de recibir toda nuestra alabanza y adoración!!

S.D.G.

BIBLIOGRAFÍA:

1.- ADORAR. ¡LA MÁXIMA PRIORIDAD!. John Mac Arthur. Edit. CLC.

2.- CAMINAR CON DIOS. Los patriarcas de Génesis. No. 1. Pedro Fuentes. Edit. Sembrar.


print
  Comentarios

Sin comentarios.

Sólo usuarios registrados en el sitio pueden ingresar comentarios. Si Usted aún no se encuentra registrado puede hacerlo ahora haciendo click aquí.