DIOS DEMANDA CONOCIMIENTO DE EL Y NO SACRIFICIOS! - Os. 6:6 – Pr. 2:3 al 5 y 9:10.


Autor: Pr. Rubén Salcedo
Publicado: 02/feb./2020
Categorias: TODO LO QUE RESPIRE, ALABE A JEHOVÁ


 

INTRODUCCIÓN:

            La alabanza a Dios constituye la labor más sublime que los hijos de Dios puedan llevar a cabo. Se puede decir que la expresión más sublime de la vida espiritual de un santo es su alabanza a Dios. El trono de Dios ocupa la posición más alta en el Universo; sin embargo, Él está “sentado en el trono entre las alabanzas de Israel” (Sal. 22:3). El Nombre de Dios, e incluso Dios mismo, es exaltado por medio de las alabanzas…

            Fue por inspiración del Espíritu Santo de Dios que David reconoció la importancia de la alabanza. Él oraba tres veces al día (Sal. 55:17), pero alababa siete veces al día (Sal. 119:164).(1)

            En Os. 6:6 el Señor dice: “Lo que pido de ustedes es amor y no sacrificios, conocimiento de Dios y no holocaustos”. Esta declaración eleva el conocimiento de Dios a una posición de suprema importancia. Quiere decir que la verdadera adoración NO se basa en lo externo, como los sacrificios, ofrendas quemadas y rituales, sino que más bien se fundamenta en el asunto crucial de conocer y amar al Dios verdadero

            Más que pensar en que Él desea algo externo o ritual, podría pensarse en la adoración, como el deseo de Dios porque le conozcamos. Entonces, el conocimiento de Dios verdadero provee la intimidad para una adoración aceptable…

            Pr. 9:10 dice: “El comienzo de la sabiduría es el Temor del Señor; conocer al Santo es tener discernimiento”. Nadie es sabio hasta que conoce a Dios, no hay alguien que tenga el mínimo entendimiento hasta que tenga el conocimiento del Único Santo. Sin el conocimiento de Dios, toda adoración es inaceptable, no hay diferencia alguna con la más grande idolatría...

            La idolatría va más allá de la idea de crear un dios falso. Básicamente, la idolatría es tener pensamientos falsos acerca de Dios o entretenerse con pensamientos que no son dignos de Él...

            La cristiandad contemporánea ha rebajado a Dios a su nivel, robándole Su Majestad y Santidad. Esto es tan idólatra como adorar una roca…

            A. W. Tozer escribió: “La historia de la humanidad probablemente mostrará que ninguna persona ha estado por encima de su religión, y la historia espiritual del hombre demostrará positivamente que no hay religión que haya sido más grandiosa que su idea de Dios. La adoración es pura o común, en la medida que el adorador se deleite en gran o en poca manera en los pensamientos de Dios. Por esta razón, la pregunta más solemne antes de la existencia de la Iglesia, es Dios mismo, y el hecho más solemne sobre cualquier hombre no es lo que dijo e hizo en determinado momento, sino lo que piensa en lo profundo de su corazón sobre quién es Dios”.

            Pero, ¿podemos entender a Dios? La Palabra de Dios dice que sí. Dios lo prometió en Jer. 29:13, diciendo “Me buscarán y me encontrarán, cuando me busquen de todo corazón”. Y en Pr. 2:3 al 5, el rey Salomón escribió guiado por el Espíritu Santo: “…si llamas a la inteligencia y pides discernimiento; si la buscas como a la plata, como a un tesoro escondido, entonces comprenderás el temor del SEÑOR y hallarás el conocimiento de Dios”.

            La única forma de conocer a Dios y de entender todo lo que se ha revelado acerca de Él, es haciendo que la búsqueda del conocimiento de Dios sea el propósito principal de su vida. Si está enfocado en buscar dinero, si está dedicado a buscar el éxito, si está empeñado en buscar otra cosa con más urgencia que el conocimiento de Dios, usted no está entendiendo la gloria de Dios en profundidad...

1.- LA DIFICULTAD AL CONOCER A DIOS:

            Pero, nadie entiende a Dios perfectamente. Hacemos bien al admitir que Dios es incomprensible: no puede limitarse a ninguna definición humana. Aunque nos ha revelado mucho de Sí mismo, todo lo que sabemos sobre Dios, lo conocemos en los términos más primitivos…

            Nos metemos en problemas cuando tratamos de que Dios se parezca demasiado a lo que conocemos… No existe una metáfora que pueda explicar a Dios del todo. Por ej., entendemos el amor de Dios porque conocemos el amor humano. Sin embargo, cuando el Amor de Dios se presenta de forma distinta a nuestro amor, no debemos asumir que el Amor de Dios es imperfecto. Esto es hacer del amor humano un patrón absoluto y entonces, juzgamos el Amor de Dios con esta medida...

            Otra dificultad al comprender a Dios es que todos los atributos que conocemos de Él no son todos los que existen. Un atributo de Dios es cualquier verdad acerca de Su carácter. Si Dios es infinito, debe haber verdades infinitas sobre Él...

            Pero una cosa es cierta: Cuando lleguemos al Cielo, Dios será mucho más para nosotros de lo que es hoy. Aunque nunca podamos comprender la infinita riqueza de Sus atributos, aumentará nuestro entendimiento y nuestra capacidad de experimentarlo (1a. Co. 13:12)...

            Sin embargo, por ahora podemos conocer todo lo que necesitamos saber acerca de Dios mediante la revelación que nos ha dado en Su Palabra. El domingo pasado descubrimos en términos generales, quién es Dios. En los próximos domingos, hemos de enfocarnos en quién es Él, al mirar algunos de Sus Atributos específicos con más detenimiento…

2.- ATRIBUTOS DE DIOS. Dios es inmutable:

            La Palabra de Dios nos enseña que Dios no es susceptible al cambio. Es inalterable e invariable (Sal. 102:25 al 27; Mal. 3:6)… Dios no cambia ni para bien ni para mal. Ambos extremos sin impensables para Él, ya que no podría hacer algo mejor ni peor.(2).

            Esto es así ya que las personas que necesitan cambiar es porque necesitan perfeccionarse y corregir sus errores. Pero Dios es perfecto y por lo tanto no tiene nada que mejorar.

            Cuando decimos que Dios no cambia, queremos decir que ni su carácter, ni su voluntad cambian (Nm. 23:19). Pero puede escoger reaccionar de forma diferente frente a las respuestas variables del hombre. Por ej.: Dios le ordenó a Jonás que predicara en la ciudad de Nínive que sus habitantes serían destruidos, pero con la predicación de Jonás, la ciudad entera se arrepintió (Jon. 3:10)…

            En lugar de destruirlos, los bendijo. ¿Dios cambió? No. Fue Nínive la que cambió, y Dios respondió a su arrepentimiento con una bendición, la cual es coherente con Su Naturaleza… Pero no fue así con la generación de Noé que de continuo su tendencia era a hacer el mal y Dios la destruyó en consecuencia (Gen. 6)… Él recompensó el bien y castigó el mal; el hombre cambió y Dios lamentó que el hombre sufriera en el juicio. Él no se goza cuando cae el juicio (2a. P. 3:9)...

            Cuando la Palabra de Dios dice que Dios lo lamentó, no quiere decir que hubiera pensado que había cometido un error. Cuando la Biblia usa la palabra arrepentimiento no quiere decir que Dios cambió de parecer; simplemente la Palabra de Dios expresa la actitud divina de dolor por el pecado en términos comprensibles para nosotros los humanos…

            La Inmutabilidad de Dios (He. 13:8) lo diferencia de toda la Creación porque todo los demás cambia…

            EL hecho de que Dios no cambie es una gran fuente de consuelo para los cristianos. Quiere decir que Su Amor es para siempre, su Perdón es para siempre, su Salvación es para siempre, sus Promesas son para siempre (Ro. 11:29; 2a. Tim. 2:13)…

            Estamos seguros en la relación que tenemos con Él, su Amor por nosotros nunca disminuirá. Verdaderamente, terminará el trabajo que inició en nosotros (Fil. 1:6)…

            Sin embargo el conocimiento de que Dios no cambia, puede ser terrorífico para un no cristiano. Él ha dicho que el alma que tenga pecado, morirá. No va a alterar su Decreto. Su Palabra dice que el alma que tenga pecado, morirá (Ro. 6:23a). No va a alterar su Decreto, su Palabra dice que la paga del pecado es muerte y eso será tan verdadero como el Juicio Final, tal como fue cuando se escribió. Aunque sienta dolor no suavizará su posición frente al pecado. La Palabra de Dios dice en Sal. 119:89: “Tu Palabra, SEÑOR, es eterna, y está firme en los cielos”…

2.- ATRIBUTOS DE DIOS. Dios es omnipotente:

            La palabra todopoderoso se usa 156 veces en la Biblia. Siempre que se usa es para con Dios, nunca para alguien más. Solo Dios es omnipotente y todopoderoso (Is. 40:28)…

            Aunque Dios puede hacer cualquier cosa que quiera, su Voluntad es totalmente coherente con su Naturaleza. Esto explica, por ej., por qué no puede mentir y no tolera el pecado (Nm. 23:19)…

            Sal. 115:3 afirma que Dios puede hacer lo que le plazca. ¿Alguna vez se ha preguntado por qué ha hecho esto Dios? Lo hizo porque en su infinita sabiduría lo quiso. Si no le parece una respuesta satisfactoria es porque no entiende a Dios. Y usted está tratando de hacerlo parecer a los hombres (Ro. 9:19)…

            Hay cuatro áreas en las que puede verse el Poder de Dios con mayor claridad. PRIMERO: Dios tienen capacidad de crear algo por Sí mismo, como por ej. la Creación que vemos (Sal. 33:6 al 9; Ro. 4:17; Is. 44:24) El mundo llegó a existir en el momento en que Dios pensó: mundo. Así, instantáneamente surgió…

            Piense en el Poder que existe en el Universo creado. Podemos desintegrar un átomo y destruir por medio de la energía que libera (fisión nuclear) a una ciudad entera… Él es el único que puso todo el poder en potencia dentro de cada pequeño átomo…

            SEGUNDO: Su Capacidad para sostener su Creación (He. 1:3). Dios descansó al 7º día de la Creación, pero no porque estuviera cansado. De hecho, no descansó en la forma en que nosotros lo entendemos. Simplemente, cesó su actividad creadora (2), ya que si no hubiera continuado creando.

            Cuando Dios descansó en el 7º día, también estaba estableciendo un modelo físico y espiritual para nosotros, así como un símbolo de descanso que se cumplirá completamente en el Plan de Redención Eterna en Jesucristo. Necesitamos descanso físico y tiempo para adorar y reponernos espiritualmente

            TERCERO: Su capacidad para redimir al pecador perdido. De hecho, su Poder es más maravilloso en la Redención que en la Creación, porque allí no había oposición, ni ningún demonio que sujetar, ni ninguna Ley estruendosa que silenciar, ninguna muerte que conquistar, ningún pecado que perdonar, ningún infierno que cerrar, ninguna muerte en la cruz que sufrir…

            Lo que hace que la Redención sea verdaderamente extraordinaria es que Dios llamó para Sí a un grupo de “don-nadies” e hizo confundir con ello a los poderosos de esta tierra (1a. Co. 1:26 al 28)…

            CUARTO: Su capacidad para levantarse de la muerte y de igual manera a sus escogidos. Un día, al final de los tiempos, Dios levantará de la muerte a cada ser humano que haya sido redimido y vivido como hijo de Dios (Jn. 5:28 y 29)...

            La IMPORTANCIA de la Omnipotencia de Dios es la otra verdad práctica y fundamental para la verdadera adoración (2a. R. 17:36)… Una comprensión de la Omnipotencia de Dios es una fuerte motivación para adorar, porque su Poder es una base para la confianza diaria de los cristianos. Cuando me siento incompetente e incapaz de hacer algo, hagamos venir a nuestra mente Fil. 4:13 “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece”…

            El secreto de nuestra victoria depende de su Poder y no del nuestro (Sal. 121:1 y 2; Ef. 3:20; 1a. Jn. 4:4; 2a. Tim. 1:12; Ro. 8:33 al 35)…

            Sin embargo, el impacto de la OMNIPOTENCIA de Dios es muy diferente en los no cristianos, ya que están en oposición a Dios, y el Poder de Dios es una amenaza para ellos. Quiere decir que su Juicio es seguro, y “¡Horrenda cosa es caer en manos del Dios vivo!” (He. 10:31)...

CONCLUSIÓN:

            Adoramos al Dios Inmutable y Todopoderoso. Si eso parece alejarlo de nuestra capacidad para comprenderlo, es bueno. Si usted piensa en Dios como alguien que es lo suficientemente simple como para que la mente humana lo entienda, su dios no es el Dios verdadero…

            ¿Cual es su concepto acerca de Dios? ¿Lo ve como un ser eterno, infinito, todopoderoso, inmutable y glorioso? O, como muchos, tiende a minimizar la grandeza de Dios, prefiriendo pensar en Él como alguien que puede ser manipulado o engañado por la hipocresía humana, o como aquel a quien se le puede ordenar hacer algo. Una visión de Dios como esta es totalmente pagana…

            Una visión de la firmeza de un Dios inmutable… y el entendimiento de que su Poder es ilimitado y no reductible, fortalece y anima aun al cristiano verdadero más débil. La respuesta natural a esto es la alabanza y adoración que fluye en una vida que adora.(2)

¡S.D.G.!

BIBLIOGRAFÍA:

1.- MENSAJE PARA EDIFICAR A LOS CREYENTES NUEVOS. Watchman Nee. Tomo I. Edit. Living Stream Ministry.

2.- ADORAR. ¡LA MÁXIMA PRIORIDAD!. John Mac Arthur. Edit. CLC.


print
  Comentarios

Sin comentarios.

Sólo usuarios registrados en el sitio pueden ingresar comentarios. Si Usted aún no se encuentra registrado puede hacerlo ahora haciendo click aquí.