El Dios que está en todos lados y lo sabe todo - Salmo 150.6


Autor: Esteban Gomez
Publicado: 09/feb./2020
Categorias: TODO LO QUE RESPIRE, ALABE A JEHOVÁ


 

Tema: Omnipresencia y Omnisciencia de Dios.

Título: El Dios que está en todos lados y lo sabe todo.

Introducción

1° Crónicas 28.9: “Y tú, Salomón, hijo mío, reconoce al Dios de tu padre, y sírvele con corazón perfecto y con ánimo voluntario, porque el Señor escudriña los corazones de todos y entiende toda intención de los pensamientos. Si tú le buscas, lo hallarás; pero si lo dejas, él te desechará para siempre.”

Este es quizás el mejor consejo que un padre le puede dar a su hijo: “Conoce a Dios, y cuando le conozcas, sírvele con agrado y con un corazón perfecto”.  Y esté es ciertamente no solo el consejo de un padre a su hijo, sino el mandato de Dios para cada ser humano.

Oseas 6.6 dice: “Lo que yo quiero es misericordia, y no sacrificio; ¡conocimiento de Dios, más que holocaustos!”

Las consecuencias de no conocer a Dios pueden ser terribles:

Oseas 4.6: “Mi pueblo ha sido destruido porque le faltó conocimiento”

En estos domingos de verano, nos estamos ocupando del tema de la Adoración, y uno puede preguntarse ¿Qué tiene que ver la adoración con el conocimiento de Dios?, yo le respondería: ¡Todo!!!

Todo tiene que ver con el conocimiento de Dios. Toda nuestra vida gira en torno al conocimiento de Dios.

Tanto para el ateo, que niega a Dios y vive en torno a ese desconocimiento voluntario del que sin duda pagará las consecuencias (2° Tesalonicenses 1.7-8) como para aquel que dice conocerlo, y en este caso, pueden darse dos opciones: tener un conocimiento correcto y veraz de Dios o tener conceptos equivocados de Dios.

A.W. Tozer en su libro “El Conocimiento del Santo” dice: “La historia de la humanidad probablemente mostrará que ningún pueblo jamás se ha elevado por encima de su religión. Y en la historia espiritual del hombre de manera positiva demostrara que ninguna religión jamás ha sido mayor que su idea de Dios. La adoración es pura o baja conforme el adorador entretiene pensamientos altos o bajos acerca de Dios. Por esta razón la pregunta más seria que siempre tiene la iglesia es acerca de Dios mismo. Y el hecho más importante acerca de cualquier hombre no es lo que él en algún momento pueda decir o hacer, sino lo que él en la profundidad de su corazón concibe cómo es Dios.”

Hay un problema grande cuando tenemos conceptos equivocados acerca de Dios, pues eso afecta nuestra adoración y la manera en que vivimos para Dios.

A veces pensamos que la idolatría tiene que ver con una persona que vive en uno de esos países asiáticos y o una choza perdida en la selva, que se postra delante de una estatua o cualquier otra cosa que considera como su “dios”, pero la idolatría va más allá de eso. “Idolatría es creer algo acerca de Dios que no es verdad”

Y tenemos por ahí cristianos creyendo cosas de Dios que no son ciertas acerca de él, como por ejemplo:

-Que es un papá Noel cósmico dispuesto que nos dá regalos si nos portamos bien o nó  si nos portamos mál.

-que es como el “genio de la lámpara” como el de Aladino, sujeto a cumplir nuestros deseos caprichosos.

-Que es una especie de “amigote o compinche”, que va a dejar pasar nuestras “debilidades” para no afectarnos.

-Que no es un Dios capaz de lidiar con problemas cotidianos en nuestra vida.

-Que está sentado en su Trono a la distancia y desentendido de lo que nos pasa a diario.

-Etc.

Podemos seguir con esta lista, pero no es mi propósito detallar los conceptos equivocados, sinó que nos podamos enfocar en lo que Dios nos ha revelado acerca de sí mismo y poder adorarle en base a eso.

Podemos resumir el propósito de este tiempo en tres expresiones:

 

Teología, Doxología y Diaconía.

Recuerde estas tres palabras. Esto puede ser un buen “ayuda memoria” para nosotros.

Dicho de otra forma: UnaTeología correcta (conocimiento de Dios), nos guiará a una Doxología correcta (alabanza y adoración) y a su vez a una Diaconía correcta (servicio a Dios).

Nos ocupamos ahora de la Teológia de Dios.

Estos ultimos domingos hemos estado escuchando acerca de Quién es Dios, y de lo que se ha dado en llamar “atributos” o cualidades de Diosy un atributo de Dios es todo lo que verdad acerca de Dios.

Creo que todos o la gran mayoría de los que estamos aquí entendemos lo que significa “atributos o cualidades” de alguién o de algo.

Para darles un ejemplo: Les voy a leer una pequeña lista de cualidades relacionadas con una persona:

-Temerosa de Dios, bella, inteligente, sabia, sobria y prudente, decorosa, solidaria, sensible, abnegada, sacrificada, amorosa, tierna, estudiosa, persistente y constante, laboriosa, creativa, respetuosa, firme, comprometida, asertiva, fiel, y muchos otros más que reservo para mí.

Algunos ya se habrán dado cuenta, pero les aclaro que éstos son los atributos o cualidades que describen a mis esposa! En estos casi 30 años de noviazgo, y unos casi 22 de matrimonió he podido conocer y reconocer en ella estas cualidades y creo que los años que Dios me dé de vida junto a ella serán muchos más en la lista! (por cierto, uds verán que solo he puesto atributos o cualidades positivas… porque uno de mis atributos es la prudencia, o sea, quiero dormir dentro de casa esta noche!...jajaj).

 Pero, si nos ocupamos de conocer o nos importan las cualidades de una persona con la que compartimos  nuestra breve vida aquí en la Tierra, ¡cuánto más debemos ocuparnos en conocer a nuestro Dios quíen nos ha salvado y dado una esperanza eterna en los cielos junto a él!.  Tan primordial es esto que Jesús mismo declara en su oración intercesora registrada en el evangelio de Juan capítulo 17 verso 3:

“Y ésta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado”

Y este es el propósito de los sermones en estos domingos.

Ahora bien, ¿Podemos conocer todos los atributos de Dios? ¡La respuesta es No! El fundamento de esta respuesta es claro: ¡Nuestro Dios es infinito! (que también es uno de sus atributos) y no sería posible conocer todos los atributos de un Dios infinito, por la sencilla razón que sus atributos son infinitos!

Entonces, ¿estamos embarcados en una especie de “misión imposible”? ¡La respuesta es No!

Porque sí podemos conocer de Dios lo que Dios ha revelado de sí mismo y ha deseado que nosotros conozcamos acerca de él. Deuteronomio 29.29 dice: “Las cosas secretas pertenecen al Señor nuestro Dios, pero las reveladas son para nosotros y para nuestros hijos para siempre, para que cumplamos todas las palabras de esta ley.”

Este pasaje se usa para cerrar muchas discusiones teológicas ¿cierto?, pero el núcleo del pasaje es éste: mi ocupación debes ser ocuparme en conocer lo que Dios ha revelado acerca de si mismo en su palabra y obedecerlo!

No me preocuparía tanto en las cosas secretas de Dios, sí me preocupa las reveladas, porque sobre ellas Dios nos juzgará a los hombres.

Ciertamente no podemos en pocos domingos y en unos relativamente pocos minutos por domingo tratar de cubrir los atributos revelados por Dios en su palabra de manera profunda! Pero podemos acercarnos humildemente  a algunos de ellos para ayudarnos en nuestra adoración. Es nuestra responsabilidad escudriñar diariamente las Escrituras para conocerle más en profundidad!

                El domingo pasado alcanzamos a ver dos de los atributos de Dios. Uno de ellos llamado conocido como “Inmutabilidad” de Dios, dando a entender que Dios “no cambia”, es “Incambiable”. Dios es el mismo ayer, hoy y por los siglos. (Hebreos 13.8), Dios dice: “Hijos de Jacob, yo soy el Señor, y no cambio. Por eso ustedes no han sido consumidos.” (Malaquías 3.6).  Estos es una certeza y ayuda para los cristianos y para los no cristianos es una severa advertencia.

Otro de los atributos que vimos tienen que ver con la Omnipotencia de Dios. Esto quiere decir que él es Todopoderoso, que no hay nada que él no pueda hacer. Tenemos muchísimos pasajes en las Escrituras que hacen referencia a esta cualidad de Dios, y solo para nuestra memoria cito algunos:

Génesis 18.14: Para Dios no hay nada difícil de hacer.

Salmos 115.3: Dios hace todo lo que quiere hacer

 Isaías 40.12-31 (Dios es el Creador del Universo, que no se cansa y que todo lo puede hacer.)

Jeremías 32.27: No hay nada difícil de hacer para Dios.

Mateo 29.26: Para Dios todo es posible! (palabras del mismo Señor Jesucristo)

Estos son sólo una muestra pequeña de las referencias bíblicas al poder de Dios.

Para el hijo de Dios es la certeza de que el Dios Todopoderoso está de su lado! Filipenses 3.13!

Para el no creyente es una terrible declaración. ¡Ciertamente es a quién se debe temer! Mateo 10.28: Él es quién puede darnos vida eterna o condenación eterna!

Ahora, si el tiempo nos permite,  rápidamente vamos a ver dos atributos más de Dios revelados en su palabra:

  1. La Omnipresencia de Dios.

                                                Este es uno de los tres “Omni” (“es un prefijo que da a entender que “lo abarca todo o está relacionado con la totalidad) de Dios: Omnipotencia, Omnipresencia y Omnisciencia

Es como cuando nos referimos a una de las cualidades del ser humano y decimos que es “omnívoro”, y para los chicos no significa que se comen ómnibus! Significa que tiene la capacidad de “comer de todo”… y créanme, conozco a un par de personajes que encuadran bien en esta definición!

Pero refiriéndonos al atributo de Dios, significa que Dios está en todas partes al mismo tiempo!

Y esto es particularmente llamativo, porque los hombres, aún los hijos de Dios han tratado de limitar a Dios, o han pensado que Dios está limitado a un lugar determinado.

El rey Salomón era consciente de esto cuando dijo en su oración de dedicación del Templo:

2° Crónicas 6.17-18: “Ahora, Señor y Dios de Israel, que se cumpla la promesa que le hiciste a tu siervo David. Pero ¿acaso es verdad que tú, mi Dios, puedes vivir en la tierra con el hombre? Si ni siquiera los cielos, ni los cielos de los cielos, te pueden contener, ¡mucho menos podría contenerte esta casa que he edificado!”

Los judíos comenzaron a pensar que Dios habitaba solo en el templo, y no tuvieron en claro que eso sólo era un símbolo de su presencia y no una prisión de su esencia.

Un tiempo antes, dos sacerdotes corruptos, Ofni y Finess, pensaron, junto con el resto de los Israelitas en el período final de los jueces, al comienzo de la vida del joven juez y profeta Samuel, que el Arca del Pacto de Dios era una especie de amuleto que aprisionaba a Dios dentro y que podían usarla como se les antojara, que los protegería aun cuando se condujeran de manera impropia delante de él. Pero Dios mismo se encargó de mostrarles lo contrario, lean por favor en sus casas 1° Samuel 4. (y si puede los anteriores  y posteriores también… desde Génesis hasta Apocalipsis!).

También los enemigos del pueblo de Israel tenían un concepto equivocado de Dios y hasta parece que Dios tiene sentido del humor cuando nos permite conocer lo que ellos pensaban!

Creían que Dios sólo era un Dios que actuaba en las montañas, y no tenía poder en las valles o llanuras! Dicho sea de paso es algo que los israelitas también creyeron, porque se buscaban los llamados “lugares altos” para ofrecer sus sacrificios de adoración.

Pero Dios les mostró que ambos estaban equivocados: 1° Reyes 20.22-28. Miren los versículos 23 y 28: (El rey Acab y la guerra contra los sirios)

v.23: “Por su parte, los oficiales del rey de Siria le dijeron:

«Los dioses de los israelitas nos vencieron porque habitan en los montes; pero si peleamos contra ellos en las llanuras, con toda seguridad los venceremos.  Lo que debes hacer es quitarles el mando a los reyes, y poner en su lugar a los oficiales de tu ejército.  También debes reponer el ejército que perdiste, jinete por jinete y carro por carro; entonces volveremos a luchar contra los israelitas en las llanuras, y con toda seguridad los venceremos.”

v.28: Entonces el varón de Dios fue a ver al rey de Israel y le dijo:

«Así ha dicho el Señor: “Los sirios creen que yo, el Señor, soy un Dios de los montes pero no un Dios de los valles. Pues para que todos reconozcan mi poder, voy a poner en tus manos a ese ejército tan numeroso. Así reconocerán ustedes que yo soy el Señor.”»

No solo los judíos y sus enemigos sirios estaban equivocados. Las personas en nuestra sociedad tienden a pensar en Dios como quién está lejos en una ciudad Celestial , pero Dios no puede ser limitado a algún lugar, Dios lo llena todo! Él puede está en todo lugar en todo el tiempo! Eso es la Omnipresencia.

Vea Jeremías  23.23-24: “¿Acaso soy Dios sólo de cerca? ¡No! ¡También a la distancia soy Dios!

—Palabra del Señor. ¿Podrá alguien esconderse donde yo no pueda verlo? ¿Acaso no soy yo el Señor, que llena el cielo y la tierra?—Palabra del Señor.”

En otras palabras, Dios no es un ídolo confinado a un lugar, no puede contenerse en una construcción. No vamos a un lugar a adorar porque Dios está allí. Esta es una idea equivocada.

Pero hay que hacer algunas distinciones al respecto. Dios está en todo lugar en su esencia, pero tiene relación personal con sus hijos. Cuando Dios dice que habita en medio de su pueblo o que somos su Templo, está haciendo referencia a la relación personal y especial que tiene con sus hijos. (1° Corintios 3.16).

Ahora bien, esto es lo que conocemos en parte acerca de la Omnipresencia de Dios, pero ¿cuáles son las implicancias para el cristiano conocerlo?

  1. Seguridad: Hebreos 13.5, Filipenses 4.5-6, 2° Timoteo 2.13.

Sin importar qué tan adversas sean las cirscunstancias o las emociones que experimentemos, aunque seamos conscientes de que Dios está o nó, Él está ahí. Podemos dudar de Su presencia, podemos sentir que está lejos, pero nunca está tan cerca como siempre lo ha estado.

¿Puede un cristiano estar separado de Dios? La respuesta es nó!  Jamás! Nada en el Universo podrá separar al cristiano de Dios. El está con nosotros tanto como lo estará en la Eternidad! Esto es una presiosa fuente de seguridad!

  1.  Apoyo: Exodo 4.10.12, Exodo 33.14, Mateo 28.18-20

Al hijo de Dios no le falta el apoyo de Dios para realizar la obra de Dios!

  1. Escudo contra la tentación: 1° Corintios 10.13

Dios no abandona a ninguno de sus hijos en el momento de la prueba! Tenemos confianza de que en el momento de la tentación, Su presencia y sus recursos están diponibles para nosotros para salir victoriosos de ella.

  1. Santificación: 1° Pedro 1.17 (conducirse con temor y temblor durante el tiempo de nuestra peregrinación).

Saber que Dios está presente en todo momento y en todo lugar debe motivarnos a vivir vidas santas. Tenemos que entender que cuando pecamos, ya sea con el pensamiento, en palabra o acción, estamos haciéndolo delante de la presencia del Dios Omnipresente. Es como si subiéramos al Trono de Dios, justo a su lado y realizáramos el pecado alli. Esto es estremedor!

Pero está el “otro lado” de la cuestión: ¿Que implicancias tiene la Omnipresencia de Dios para un no cristiano?

No hay escapatoria: Amos 9.2-4; Salmo 139.7-12; Hebreos 4.13

Simplemente  “No hay Escape” de la presencia de Dios!  El hombre impio tiene que darse cuenta de que no importa cuanto trate y trate no puede esconderse de Dios.  Puede intentar esconderse en su ateísmo, su autosuficiencia, o su religiosidad. Puede intentar esconderse en la noche para realizar sus actos malvados, pero la terrible realidad para el impió es que no puede esconderse! La oscuridad brilla como el mediodía soleado delante del Dios Omnipresente.

 

B. Otro de los atributos de Dios es la Omnisciencia de Dios.

  Esto implica que Dios lo sabe todo!

Este atributo está muy relacionado con la Omnipresencia de Dios.

Salmo 147.5: “Grande es el Señor nuestro, y de mucho poder; y su entendimiento es infinito.” (RV60)

1° Samuel 2.3:  “Que nadie se jacte ni sea altanero; que aparte la insolencia de sus labios, porque sólo el Señor es quien lo sabe todo; es el Dios que pondera toda acción.”

Salmo 139.1-4: “Señor, tú me has examinado y me conoces; tú sabes cuándo me siento o me levanto;¡desde lejos sabes todo lo que pienso! Me vigilas cuando camino y cuando descanso; ¡estás enterado de todo lo que hago! Todavía no tengo las palabras en la lengua, ¡y tú, Señor, ya sabes lo que estoy por decir!”

No solo Dios conoce lo conocido, sinó tambien lo que no se puede conocer, y no solo conoce todo sino que nadie conoce lo que Él conoce.

Los ángeles conocen mucho, y creo que mucho más que los hombres, y los hombres conocer cada vez más, pero comparado con Dios, su conocimiento es un grano de arena en el Universo!

¿Quién le enseñó a Dios? Nadie! Y esto es algo que escapa de nuestro entendimiento, sólo me basta creerlo!

Isaías 40.13-14:  ¿Quién instruyó al espíritu del Señor? ¿Quién le enseñó o le dio consejos? ¿De quién recibió consejos para tener entendimiento? ¿Quién le enseñó el camino de la justicia? ¿Quién le impartió conocimientos, o le mostró la senda de la prudencia? – Obviamente la respuesta es Nadie!

El aposto Pablo también lo expresa en su Carta a los Romanos en 11.33-36:

“ ¡Qué profundas son las riquezas de la sabiduría y del conocimiento de Dios! ¡Cuán incomprensibles son sus juicios, e inescrutables sus caminos! Porque ¿quién ha entendido la mente del Señor? ¿O quién ha sido su consejero? ¿O quién le dio a él primero, para que él tenga que devolverlo? Ciertamente, todas las cosas son de él, y por él, y para él. ¡A él sea la gloria por siempre! Amén.”  

 De paso, éste es un perfecto ejemplo que ilustra cómo se relaciona el conocimiento de Dios con la adoración!

Dios no obtiene su conocimiento de alguna fuente, porque él ya lo sabe todo. No necesita aprender ni que nadie le informe de las últimas noticias para estar al tanto de cada situación.

Esto tiene que ver con nuestras oraciones también, puesto que no oramos para “informarle” a Dios las cosas, sin para depositar en sus manos nuestras cargas, puesto que él ha prometido ocuparse de nuestras necesidades.

No existe pensamiento, acción o palabra que él no conozca, no existen “secretos” que podamos guardar delante de Dios, o que le podamos esconder.

Su Palabra dice que incluso tiene contado los cabellos de nuestra cabeza.(Mateo 10.30). Pienso que algunos de nosotros no le damos mucho trabajo en esta área! Pero ¿por qué se molestaría Dios es ocuparse de ese ínfimo detalle? ¿Acaso Dios no tiene otras cosas que hacer como  para ocuparse en “contar cabellos”? Lo cierto es que él no necesita contarlos, él sabe cuántos cabellos tiene cada ser humano en cualquier momento. Pero esto está expresado para que entendamos que no hay detalle, por minúsculo que parezca que Dios no sepa!

Pero su conocimiento absoluto también está acorde a su Sabiduría.

La Omnisciencia de Dios es inseparable de su sabiduría. Y podemos definirla como la Omnisciencia que actúa con una voluntad santa. Quiere decir que Dios, que conoce tanto el principio como el final, conoce cada paso que hay entre esos dos puntos y es capaz de hacer que todas las cosas funcionen para bien, aun cuando las circunstancias no lo parezcan. (Romanos 8.28)

Ahora bien, ¿Cuáles son las implicancias de la Omnisciencia de Dios para la vida del creyente?

  1. Consuelo. Malaquías 3.16-17, Mateo 6.25.33

Hay veces cuando pensamos que Dios no sabe por lo que estamos pasando. Que estamos metidos todos en la “misma bolsa” como siempre decimos, y que estamos abandonados en este mundo caído y sin remedio.

Esto pensaban algunos justos y temerosos de Dios en la época del profeta Malaquías, sin embargo, Dios envía una palabra para consolar sus corazones en medio del juicio para los impíos. Ellos no estaban en la “misma bolsa”, y Dios se los hizo saber.

También pensamos que Él no sabe por lo que estamos pasando, como si fuera un par nuestro que seguramente no lo sabe. Dios sabe qué necesitamos y cuándo lo necesitamos, aunque a veces creamos que no lo sabe. Debemos creer en Su palabra ,confiar en Él,  buscarle y obedecerle.

  1. Amor hacia Dios.  Juan 21.15-17 (Jesús y Pedro) , Romanos 5.5-8, 1° Juan 4.19

¿Se da cuenta de que Dios conoce todo de nosotros y aún así nos ama?... ¡Este pensamiento basta para postrarnos en adoración!  Siempre su corrección es dada con amor, porque nos conoce.

  1. Santificación:  1° Corintios 4.5, 2° Corintios 5.9-10

Así como actúa su Omnipresencia en la vida del cristiano, lo hace también su Omnisciencia. Piense por un minuto qué haría si supiera que hay cosas que Dios no sabría si las hiciéramos?... habría listas enormes esta mañana para muchos de nosotros! Pero saber que Dios lo sabe todo, que aun el más leve susurro de nuestros pensamientos es como un anuncio en altavoz delante de Dios, es un gran motivador para nuestra santificación!

Pero también en esto existe el otro lado de la moneda: ¿Qué implica la Omnisciencia de Dios para el no cristiano?

Para el no creyente es un llamado de advertencia. No es un consuelo para él, puesto que disuelve toda esperanza de poder escapar del justo juicio de Dios sobre su vida. Es una estupidez pensar que puede escapar del conocimiento absoluto de Dios.

Varios pasajes de la Escritura revelan esta tremenda realidad:

Jeremías 16.16-18: “Tomen en cuenta que yo envío contra ustedes gente que los atrapará como pescados, y que los cazará por los montes y las colinas, y por las cuevas en los peñascos. —Palabra del Señor.                           Ninguno de sus caminos me es oculto, como tampoco me es oculta su maldad. Mis ojos los están vigilando.  Pero antes les daré un doble castigo por su iniquidad y su pecado, porque contaminaron mi tierra con los cadáveres de sus ídolos; ¡llenaron mi heredad con sus dioses repugnantes!.”

Hebreos 4.13: “Nada de lo que Dios creó puede esconderse de él, sino que todas las cosas quedan al desnudo y descubiertas a los ojos de aquel a quien tenemos que rendir cuentas.”

Gálatas 6.7: No se engañen. Dios no puede ser burlado. Todo lo que el hombre siembre, eso también cosechará.

El hombre  que rehúsa creer en Dios y reconocer sus atributos, tratando de vivir a su manera sin que nada importe es un tonto. Aun cuando piense o quiera convencerse de su inexistencia, esto no lo excusará delante de Dios.

Para los cristianos, saber que nuestro Dios es Inmutable, Omnipotente, Omnipresente y Omnisciente es fuente de consuelo, aliento, seguridad, santificación, confianza, apoyo y mucho más!

Nuestra respuesta frente a todo esto debe ser adoración honesta y humilde.

Ante tan incomparable Dios debemos doblar nuestras rodillas y motivarnos a darle constantemente en nuestras vidas toda la gloria y la honra.

Amén.


print
  Comentarios

Sin comentarios.

Sólo usuarios registrados en el sitio pueden ingresar comentarios. Si Usted aún no se encuentra registrado puede hacerlo ahora haciendo click aquí.